Argentina golea y avanza

Argentina golea y avanza

Los jugadores de la selección argentina celebran uno de los tres goles al representativo de Canadá, con los que avanzaron a octavos de final del Mundial Sub-17.

Foto: EFE

Al Ain, Emiratos Arabes/SERVICIOS COMBINADOS — Argentina sólo necesitaba un empate para avanzar a octavos de final del Mundial Sub-17, pero selló su pase ayer con una goleada 3-0 sobre Canadá.

Tras su empate contra Suecia, Nigeria volvió a dejar las cosas claras contra Irak y celebró su clasificación con un aluvión de goles, aniquilando las exiguas esperanzas de clasificación de los Leones de Mesopotamia, que se vuelven a casa con cero puntos.

México, a su vez, sufrió más de la cuenta para sellar su billete tras obtener la victoria a última hora en el otro encuentro del Grupo F. Los vigentes campeones se citarán a continuación con Italia. En cuanto a los suecos, se consolarán con una de las cuatro plazas para los mejores terceros, y se medirán a Japón.

En el Grupo E, soñar estaba permitido para todos. Los argentinos sólo necesitaban un punto contra Canadá para pasar, pero sumaron tres con su primera victoria holgada en este campeonato. Por tanto, se las verán con Túnez en octavos metidos en una buena dinámica.

En cuanto a Austria, tenía que imponerse a toda costa contra los iraníes para largarse de la última plaza, pero fueron los asiáticos quienes se invitaron a la mesa de los grandes, con la temible Nigeria como contrincante.

Además de la victoria de la ‘Albiceleste’, en el Grupo E, Irán venció 1-0 a Austria.

Estos resultados le vinieron bien a Rusia, que pasa in extremis a octavos y jugará contra Brasil.

Los rusos resultaron los grandes beneficiados de la jornada, al clasificar de milagro. Tras un comienzo de campeonato desastroso, con dos derrotas consecutivas, los campeones de Europa hicieron renacer sus esperanzas goleando por 4-0 a Venezuela. El sueño se hizo realidad gracias a los resultados de esta noche, y Rusia accede a octavos de final colándose por los pelos entre los mejores terceros. No resulta difícil imaginarse a los jugadores de Dmitry Khomukha mordiéndose las uñas ante el televisor, antes de dar rienda suelta a su alegría.

Los aficionados nigerianos acudieron en gran número a Dubai para presenciar la aplastante victoria de su selección sobre Irak. Y no esperaron al primer gol para ensalzar a su equipo, pues ya se hacían oir 45 minutos antes del saque inicial.

Tras estar inicialmente esparcidos por el estadio, se reunieron luego para formar un frente unido y compacto que apoyó y celebró a su combinado nacional.

La selección iraní también contó con el apoyo de sus aficionados.

“No hay fútbol sin los aficionados. Son ellos los que hacen que valga la pena jugar un partido”, dijo el seleccionador iraní, Ali Doustimehr.

En la derrota contra Argentina, que supuso su eliminación del certamen, un jugador canadiense gozó de un regalo de consuelo. En el minuto 71, cuando su selección iba perdiendo 2-0, el volante Mikael Cantave saltó al césped por primera vez en el campeonato, teniendo así la oportunidad de jugar unos minutos en la Copa Mundial Sub-17 de la FIFA… el día que cumplía 17 años.