¡Chivas aguafiestas!

Un gol de último minuto da empate al Rebaño ante Morelia que aplaza su clasificación
¡Chivas    aguafiestas!
Aldo Leao Ramírez, de Monarcas, conduce vigilado de cerca por Marco Fabián de Chivas en un trámite del partido de ayer en Morelia.
Foto: MEXSPSORT

MORELIA, México.— Un debutante de Chivas rescató el empate en el Estadio Morelos, ayer, consiguiendo un punto que le supo a gloria a los tapatíos, ya que estaba a dos minutos de perder el juego. Sin embargo, los rojiblancos continúan en crisis y ya suman 11 juegos sin poder ganar, tras finalizar 1-1 ante Morelia.

Monarcas se puso al frente al inicio del encuentro, pero aflojó en los últimos minutos y Chivas aprovechó para empatar en el último suspiro del juego, con gol del debutante Wiliam Guzmán, que tenía pocos minutos en la cancha.

La ilusión rojiblanca se desvaneció en pocos minutos, ya que el Rebaño tuvo que remar contra la corriente desde el minuto 6 por culpa de su desastrosa defensa.

Néstor Vidrió se equivocó en la salida, dejando el balón en lo pies de Aldo Leao, que de inmediato aprovechó que la zaga tapatía quedó mal parada y filtró un pase perfecto para Édgar Andrade, quien entró solo al área y sacó un fusil para vencer a Luis Michel y poner al Guadalajara de espaldas.

Chivas intentó emparejar el partido, pero la única fórmula para llegar a la portería michoacana era a través de disparos de larga distancia. Marco Fabián y “Pato” Araujo lo intentaron, sin embargo Federico Vilar estuvo atento para desviar el balón.

Mientras tanto, la zaga rojiblanca no paraba de sufrir con cada llegada de Monarcas. Al minuto 28 Héctor Mancilla tuvo el segundo gol, luego de romperle la cintura a Reynoso con un excelente recorte. El chileno buscó definir de tres dedos, pero el tiro se fue por un costado del marco.

Para la segunda parte el Chivas empezó a presionar más para rescatar el empate, pero no podía tener claridad ante la portería michoacana.

Por su parte, Morelia seguía siendo un constante peligro cada que llegaba y al 52′ el segundo asistente salvó a Chivas, ya que levantó la bandera en un fuera de lugar inexistente, quintándole el segundo tanto a Monarcas.

Al minuto 72 Juan Carlos Ortega sacó a Miguel Sabah, quien compartió el ataque junto a Rafael Márquez Lugo. El lugar del 9 rojiblanco lo tomó el juvenil Ángel Zaldívar, quien creo más peligro que Sabah. El canterano regaló un momento de felicidad, tras un remate de cabeza que terminó en las redes, sin embargo el jugador rojiblanco cabeceó en posición adelantada y el gol fue bien anulado.

El juego parecía estar finiquitado, pero al 84′ Héctor Mancilla se fue expulsado, dejando a su equipo con un hombre menos. Y esto abrió la oportunidad para Chivas que al 88′ se encontró con el empate, gracias al gol del debutante Wiliam Guzmán.

Así, Chivas rescató un empate que supo a gloria a los rojiblanco, que festejaron a todo pulmón, a pesar de que ayer su equipo sumó su onceavo juego sin ganar. Mientras Monarcas tendrá que esperar una semana más para clasificar.