Sufrido pase del ‘Tri’ juvenil

Sufrido pase del ‘Tri’ juvenil
En serie de penales, México se impuso a Brasil ayer para avanzar a semifinales del Mundial Sub-17 y espera renovar el título que tiene en su poder.
Foto: EFE

DUBAI/NOTIMEX — Tras serie de penales que requirió de muerte súbita, la selección de México mantiene el sueño de refrendar el título luego de vencer ayer por 11-10 a su similar de Brasil (1-1 en tiempo reglamentario), para avanzar a la semifinal de la Copa del Mundo Sub-17 Emiratos Árabes Unidos 2013.

El portero Raúl Gudiño fue la figura del ‘Tri’ al detener dos penales, el primero a Gabriel y el segundo a Mosquito. Alejandro Díaz se encargó de meter el de la victoria.

Con el resultado, México irá ante el ganador de la serie entre Argentina y Costa de Marfil, que juegan hoy.

Iván Fernando Ochoa había adelantado a la escuadra dirigida por Raúl Gutiérrez al 80′, pero Nathan logró el de la igualada al 85′.

Cuando parecía que todo estaba definido desde los 11 pasos, Gudiño se encargó de mantener intacta la ilusión del conjunto campeón y dejar en claro que en esta categoría México, más allá de tropiezos como el que se dio ante Nigeria, es equipo de respeto, que sabe pegar en el momento justo y mostrar el corazón y carácter para seguir en la batalla.

El ‘Tri’ supo cómo jugarle a su rival, el cual no esperaba que lo presionaran, pues tuvo enfrente a un rival dispuesto a “morder” desde el arranque para impedir llegadas de peligro sobre su meta.

Durante el primer lapso el trámite fue muy parejo, la ocasión de peligro más importante de este primer lapso se dio ya cerca del final en contragolpe en el que Iván Ochoa arrancó bien para entrar al área y con poco ángulo sacar disparo cruzado que Marcos, con la rodilla, evitó la caída de su marco en el 38′.

La respuesta del cuadro sudamericano llegó instantes después en tiro libre por parte de Indio, quien quiso sorprender a Raúl Gudiño con disparo que se fue apenas encima del travesaño.

Para el complemento, Brasil inclinó la balanza en su favor, pero sin poder reflejarlo con jugadas de peligro, ante el conjunto de Concacaf que resolvió de buena manera cualquier balón que le llegó.

El técnico mexicano Raúl Gutiérrez necesitaba refrescar su medio campo y así lo hizo con Cristian Tovar y Marco Granados, quienes lograron incomodar a los brasileños.

México apostaba por una jugada a balón parado y ésta llegó a 10 minutos del final en una falta por derecha al área en donde Alejandro Díaz en el área prolongó para Ochoa, quien solamente la tuvo que empujar para el 1-0.

Herido, el cuadro verdeamarela se fue con todo al frente y cinco minutos después logró la paridad en jugada en la que Nathan tomó un rebote dentro del área para prender excelente volea y dejar parado a Gudiño.

Brasil estuvo cerca de la victoria tras cabezazo de Leo Pereira que pegó en el travesaño, lo que fue la última jugada del tiempo reglamentario para irse así a una maratónica serie de penales, en los que México fue mejor para estar ya en la antesala de la final y seguir soñando con conquistar el bicampeonato.

“Ellos demostraron un carácter sin igual después de la goleada que a todos nos dolió”, manifestó el seleccionador mexicano, Raúl Gutiérrez. “Y que se encuentren con un resultado así contra un gran equipo como Brasil pues no tiene precio, es lo justo por todo lo que se han esforzado, han entrenado con todo y pues encantado de la vida, es por ellos estas lágrimas”.