Argentina-México por la final

En apenas media hora, la 'Albiceleste' eliminó a Costa de Marfil del Mundial Sub-17

Argentina-México por la final
Jugadores de la selección argentina festejan un gol de Rodrigo Moreira (15) en el partido contra Costa de Marfil, disputado ayer en in Sharjah, Emiratos Arabes.
Foto: EFE

Sarjah, Emiratos Arabes Unidos — Argentina se clasificó por quinta vez en su historia a las semifinales de un Mundial Sub-17 tras imponerse 2-1 al campeón africano Costa de Marfil, ayer sábado en Sharjah, y ahora enfrentará al campeón vigente México, por un lugar en la gran final de Emiratos-2013.

Argentina se clasificó para las semifinales con goles de Joaquín Ibáñez y Rodrigo Moreira en los primeros 33 minutos de un duelo en que los africanos pusieron mucha pierna fuerte pero carecieron de destreza ofensiva para vencer al arquero Augusto Batalla.

La ‘Albiceleste’ juvenil aprovechó al máximo su primera ocasión, en un balón cruzado que Ibáñez controló a la perfección con el pecho para perfilarse y batir con la izquierda al portero Seck Diagabate; luego, en su primer tiro de esquina, en el 33, Moreira fue más rápido que su defensor y marcó el segundo.

Costa de Marfil, que demostró más ímpetu y fuerza que clase en el ataque, sólo incomodó a Argentina en los minutos finales, cuando puso el 2-1 final, gracias a un penal marcado por el capitán marfileño, Franck Kessie, al 78.

En los minutos finales los sudamericanos se tiraron atrás para aguantar los ataques marfileños, que apelaron a disparos desde fuera del área, sin poner realmente en peligro la victoria argentina. En el 92, Batalla detuvo la última oportunidad de Costa de Marfil.

De esta forma, Argentina derrotó por primera vez en la historia a Costa de Marfil, bronce en Canadá-1987, en el primer cruce entre ambos en Copa del Mundo, estirando a seis victorias, tres empates y cuatro derrotas los enfrentamientos con selecciones africanas.

Argentina, once veces mundialista de la categoría, con tres medallas de bronce, dio un paso más hacia su sueño de lograr el único título internacional que falta en las vitrinas de su Federación.

El once dirigido por Humberto Grondona encadenó su cuarto triunfo seguido en el torneo, tras arrancar con un 1-1 con Irán que siguió con triunfos 3-2 sobre Austria, 3-0 a Canadá, en la llave E que ganó, y 3-1 a Túnez por los octavos de final, además del triunfo de ayer.

Costa de Marfil, que había pasado a octavos como uno de los mejores cuatro terceros y avanzó a cuartos al hundir a la revelación Marruecos (2-1), ayer estuvo deslucido, apelando al juego fuerte.Los sudamericanos, que exhibieron un gran orden defensivo y una actuación fantástica de su portero Batalla, disputarán de nuevo esta instancia luego de 10 años.

Argentina buscará el martes en Abu Dabi su primera final ante México, que avanzó a semifinales el viernes tras imponerse a Brasil en la tanda de penales, luego que el encuentro terminara 1-1.

Dos goles del delantero Taiwo Awoniyi dio a Nigeria el triunfo 2-0 en cuartos de final ante Uruguay, y ahora tendrá como rival a Suecia el viernes.

Taiwo Awoniyi, nacido el 12 de agosto de 1997 y que ya suma cinco tantos en la vigente competición, plasmó en el marcador el dominio ejercido por un combinado africano que, por lo visto hasta ahora, es uno de los grandes favoritos al triunfo final y a conseguir el que sería su cuarto título mundial (1985, 1993, 2007).

Lo pagó caro Uruguay, vigente subcampeona, y que sólo pudo tutear a su rival en los primeros minutos. Incluso, el combinado sudamericano fue quien gozó de la primera gran ocasión de marcar, en un excelente disparo de Leandro Otormin (m.5) que salió junto a uno de los postes.

Poco a poco, Nigeria fue creciendo y controlando la situación. Además, supo golpear a los 18 minutos con el primer gol de Awoniyi tras recibir un pase de Kelechi Iheanacho.

El 1-0 se notó en el ánimo de los jóvenes uruguayos, que pasaron momentos de gran apuro ante un rival crecido, con notable posesión del esférico y que pudo aumentar su ventaja en oportunidades de Awoniyi (dos) y de Abdullahi Alfa. El segundo tanto nigeriano estaba en el aire, pero tardó en llegar; lo que mantenía las ilusiones uruguayas de sorprender al contragolpe o en acción a balón parado.

En el minuto 79, el dúo Iheanacho-Awoniyi volvió a hacerse decisivo: nuevo pase del primero y remate del segundo al fondo de las redes uruguayas y final de las ilusiones de la selección ‘charrúa’.

—Servicios combinados