Desde tercer grado minorías quedan atrás en EEUU

Informe “Kids Count”, de la Fundación Annie E. Casey, ofrece alternativas para ayudar a esta población estudiantil

En desventaja frente a los de raza blanca, los menores hispanos y de raza negra en las escuelas de Estados Unidos.
En desventaja frente a los de raza blanca, los menores hispanos y de raza negra en las escuelas de Estados Unidos.
Foto: Shutterstock

Washington – Los primeros ocho años de vida forman los cimientos para el éxito académico a largo plazo pero, según un estudio nacional divulgado hoy, un creciente número de niños pobres en tercer grado registra deficiencias en la escuela y muchos también en su desarrollo social.

El informe “Kids Count” (“Los niños cuentan”), de la Fundación Annie E. Casey, señaló que sólo el 19% de los niños en tercer grado que proceden de familias pobres logra una calificación promedio o por encima del promedio nacional en las pruebas de matemáticas, lectura y ciencias.

El 56% de los niños mantuvo un peso saludable y un estado de salud “muy bueno” o “excelente”, según el análisis de 20 páginas disponible en la página web de la fundación.

Para cuando llegaron a tercer grado, sólo el 36% de los niños, en general, tuvo el nivel cognitivo adecuado, y el 56% el nivel físico correspondiente. El porcentaje fue mayor entre los niños de hogares ricos (50%), en contraste con el 19% de los de hogares pobres.

El informe muestra una radiografía preocupante de los niños minoritarios: sólo el 19% de los hispanos y el 14% de los negros registraron un desarrollo cognitivo adecuado, en comparación con el 48% de los blancos.

El 73% de los niños blancos mostró el debido desarrollo social y emocional, en comparación con el 54% de los negros y el 71% de los hispanos.

En cada área analizada (desarrollo cognitivo, social y físico, así como participación en las clases), los niños de hogares ricos aventajaron a los de hogares pobres.

Los niños que no cumplen con hitos clave tienden a tener problemas académicos, les cuesta graduarse de secundaria en los plazos establecidos, y tienen menos probabilidades de lograr estabilidad económica en el futuro, advirtió el documento.

“Creemos que todos los niños merecen la oportunidad de tener éxito en la escuela y en la vida, sin importar en qué condiciones nacieron. Desafortunadamente, los niños pobres, los negros y los latinos muchas veces comienzan con desventajas”, dijo a impreMedia, Laura Speer, subdirectora de la fundación.

“Vemos que los niños latinos tienen un buen comienzo al nacer, y para tercer grado, tienen un desarrollo emocional mejor que el promedio nacional. Pero la parte mala es que el 63% de los latinos no está inscrito en programas preescolares, en comparación con el 54% a nivel nacional”, y eso les acarrea desventajas a largo plazo, señaló.

El estudio recomienda mejoras en tres áreas: apoyo económico y comunitario a las familias; ampliar el acceso a servicios de salud, guarderías y programas preescolares, y una estrategia “integral” para todos los niños en años formativos.

El análisis se apoya en un estudio de 13,000 niños que entraron a kinder en el ciclo escolar 1998-1999, e incluyó a niños de hogares con un salario anual 200% bajo la línea de pobreza, que en 2000 fue de $35,920 para una familia de cuatro. En 2012, fue de $46,566 para una familia compuesta de dos adultos y dos niños.

En EE.UU., el 48% de los niños hasta ocho años de edad, ó 17.2 millones, vive en la pobreza. Entre los 24 estados con porcentajes del 50% o más se encuentran Alabama, Arizona, Arkansas, Florida, Georgia, Idaho, Luisiana y Carolina del Norte y Sur.

En California, el porcentaje es del 49% para ese grupo poblacional, mientras que en Puerto Rico (Estado Libre Asociado) es del 83%, según el estudio.