Poca afluencia de electores a nivel nacional

MIAMI/EFE — Las elecciones a la alcaldía de las ciudades de Miami, Hialeah y Homestead, en el condado de Miami-Dade, al sureste de Florida, transcurrieron con normalidad y en un ambiente apático, reflejado en la poca afluencia de votantes a las urnas.

Según fuentes municipales la afluencia a los centros de votación fue escasa, en una jornada electoral que empezó a las 7 a.m. y cerró a las 7 p.m., marcada por el mal tiempo, con lluvia y viento molesto.

Hasta el lunes sólo alrededor de 100,000 personas de un total de 1.3 millones de electores registrados en el condado de Miami-Dade habían ejercido su derecho mediante el voto ausente o temprano.

En la principal de las ciudades del citado condado, Miami, que cuenta con algo más de 200,000 electores con derecho a voto, las quinielas daban como favorito al actual alcalde, Tomás Regalado, de 66 años. El también periodista oriundo de La Habana se enfrentó a otros tres contendientes poco conocidos: Williams A. Ambrister, Tom Baumann y Jeff Benjamin.

En su cuenta de Tweeter, Regalado animó a los electores a salir de casa o del trabajo para ir a votar, mientras su hija, Raquel Regalado, ofreció transporte a los que deseen acercarse a las urnas.

Transcurrida buena parte de la jornada, el ambiente en los centros de votación era frío, con poco movimiento, según medios locales.

Regalado ganó en 2009 por un amplio margen la alcaldía de la ciudad de Miami. Tras ocupar durante 13 años el cargo de comisionado, Regalado se presentó entonces ante los electores como un político con ideas nuevas para romper con el pasado marcado por el exceso de obras públicas y gastos.

Los votantes tuvieron además que decidir si autorizan al Sistema de Salud del hospital Jackson Memorial, de Miami, a recurrir a una emisión de bonos por $830 millones para la modernización de las instalaciones y la mejora de equipo médico.