Piden impulsar proceso a Ríos Montt

Piden impulsar proceso a Ríos Montt
El exgeneral golpista José Efraín Ríos Montt (c) es escoltado en la Corte Suprema de Justicia en la Ciudad de Guatemala.
Foto: ap

Washington/EFE — Representantes de víctimas del exdictador guatemalteco José Efraín Ríos Montt presentaronayer una demanda ante la CIDH por denegación de justicia en el genocidio del pueblo ixil, con el fin de obtener a mediano plazo una sentencia de condena de la CorteIDH que impulse el proceso judicial en Guatemala.

Benjamín Jerónimo, representante de 256 supervivientes de las violaciones de derechos humanos cometidas a principios de los años 80, entregó la demanda al secretario ejecutivo de la Comisión Interamericana de Derechos Humanos (CIDH), Emilio Álvarez Icaza.

“Como superviviente, estoy cansado y triste por la falta de cumplimiento de la justicia en Guatemala”, dijo Jerónimo en una conferencia de prensa tras registrar la solicitud.

“Es necesario que la juventud guatemalteca no sufra lo que nosotros sufrimos. No puede quedar impune, no puede quedar escondido. Necesitamos que el Gobierno cumpla con su compromiso de llevar ante la justicia a los responsables”, agregó Jerónimo, miembro de la Asociación para la Justicia y Reconciliación (AJR).

Ríos Montt, de 86 años, fue condenado el pasado mayo a 80 años de prisión por el genocidio de 1.771 indígenas ixiles en el departamento noroccidental de Quiché entre 1982 y 1983, pero la sentencia y el juicio fueron anulados ese mismo mes por la Corte de Constitucionalidad guatemalteca.

Debido a la avanzada edad del general y de los supervivientes, junto a lo “emblemático del caso”, los demandantes han pedido a la CIDH que “agilice el trámite” de la petición, explicó Marcia Aguiluz, del Centro por la Justicia y el Derecho Internacional (CEJIL), que ha suscrito la demanda.

“Quizá en un poco más de un año se pueda tener una decisión de la CIDH que permita abrir la puerta a la (intervención de la) Corte Interamericana de Derechos Humanos”, añadió Aguiluz.

Normalmente, la CIDH, con sede en Washington, no se pronuncia sobre un caso hasta que se agotan los recursos internos en el país de origen, pero “existen varias excepciones” y los peticionarios invocaron hoy la del “retardo injustificado” en la aplicación de la justicia 30 años después de que se produjeran los hechos, indicó la abogada.

La demanda alega que esa falta de justicia viola varios artículos de la Convención Americana de Derechos Humanos y otros tratados internacionales, sobre torturas o derechos de la mujer. “Los supervivientes ya no pueden esperar más”, agregó.

El objetivo último de la demanda es que la Corte Interamericana de Derechos Humanos (CorteIDH), con sede en San José de Costa Rica, emita “una sentencia que condene al Estado guatemalteco por la violación de derechos humanos que ha sufrido el pueblo ixil” y señale a Guatemala “los pasos y medidas que debe tomar para acabar con la impunidad estructural que existe” en el país, apuntó Aguiluz.