Dura crítica de Rafael Correa al neoliberalismo

París/EFE — El presidente ecuatoriano, Rafael Correa, cargó ayer en París contra “la desregulación financiera” y “el neoliberalismo”, que a su juicio está en el origen de la crisis que vive en particular Europa, y de la pobreza en el mundo, y cuya solución pasa por un cambio político.

“A veces se enfoca el problema de la pobreza como un problema de limosna, de caridad (…) cuando es un problema político” que pasa por “cambiar esta situación de poder” del sistema financiero, señaló Correa en una conferencia de prensa durante su último día de visita oficial en Francia.

Señaló que “habrá que esperar para ver hasta dónde cala” el mensaje que él mismo lanzó el jueves ante la conferencia general de la Unesco, donde denunció un orden mundial “injusto” e “inmoral” que antepone el capital financiero al ser humano, y que beneficia a los países ricos, en detrimento de los pobres.

En esa misma línea, se refirió a cómo la crisis financiera afecta a Europa y más en concreto al caso de España, donde viven muchos ecuatorianos.

Se quejó de que con la burbuja financiera se diga que “todo es la responsabilidad de la gente, y que los bancos no tienen nada que ver” cuando eran ellos los que daban créditos inmobiliarios y al mismo tiempo hacían la valoración de las casas.

Precisó que del análisis que han hecho de la situación de endeudamiento de ecuatorianos en España “hemos encontrado barbaridades”, en especial “cláusulas abusivas” en los préstamos y “todo en función del capital.”