Jennifer Lawrence prefiere ser un modelo a seguir

La actriz está orgullosa de ser un ejemplo para las nuevas generaciones a diferencia de polémicas artistas como Miley Cyrus.

Jennifer Lawrence prefiere ser un modelo a seguir
La actriz estadounidense Jennifer Lawrence a su llegada a la presentación mundial de 'Los Juegos del Hambre: en llamas' (The Hunger Games: Catching Fire).
Foto: EFE

La oscarizada Jennifer Lawrence es consciente de que su personaje de Katniss Everdeen en la saga cinematográfica ‘Los juegos del hambre’ se ha convertido en todo un referente para las nuevas generaciones, una condición que, lejos de someterla a una gran presión, la llena de orgullo y la lleva a elogiar abiertamente aquellas cualidades que hacen de su papel en la serie de películas algo tan especial y ejemplarizante.

“Lo curioso de todo esto es que nadie toma la decisión de convertirse en un modelo de comportamiento para los demás. Desde luego yo no lo hice. Es algo que simplemente ocurre cuando estás bajo el escrutinio de la opinión pública y que tienes que aceptar. Cuando todo el mundo te mira, te escucha y sigue tus movimientos, tienes que tener muy claro qué es lo que les quieres decir y de qué forma podrías influir en ellos”, reflexionó la joven intérprete durante una entrevista con la agencia BANG Showbiz, antes de ser más específica sobre los rasgos más destacados de su famoso álter ego.

“Desde luego, Katniss es un gran ejemplo para la gente, porque es una chica fuerte, y muy directa a la hora de decir claramente lo que está bien y lo que no lo está. Antepone sus principios y sus valores a los miedos que la rodean”, aseguró.

A diferencia de jóvenes artistas como Miley Cyrus, la actriz prefiere ser un ejemplo positivo. En una entrevista con la BBC, Lawrence opinó sobre estos talentos y su actitud sexual y dijo: “Cada uno se forma su propio camino. Algunos se sienten bien así. De esa manera se sienten sexy y así es como quieren actuar. Cada cual con lo suyo”.

Con información de BANG Showbiz