Mujeres demandan atención de De Blasio

Mujeres demandan atención de De Blasio
Rossana Rosado (izq.), Publisher Emeritus de El Diario/La Prensa discute junto a un panel los desafíos que enfrentan las mujeres en lograr una vida económicamente estable, segura y saludable.
Foto: EDLP Mariela Lombard

NUEVA YORK — Un panel de 10 mujeres detalló los problemas y desafíos que enfrenta este grupo, que representa el 51% de la población de la ciudad de Nueva York, e hizo una serie de recomendaciones específicas a la administración del alcalde electo Bill de Blasio.

El panel titulado “Avanzando la Justicia Económica para las Mujeres y las Familias en la Ciudad de Nueva York”, fue moderado por Rossana Rosado, Publisher Emeritus de El Diario/La Prensa, quien subrayó que de los cuatro millones de mujeres y niñas que viven en la ciudad, “el 25% vive por debajo de la línea de la pobreza”.

“La violencia doméstica y los asaltos sexuales son de los mayores impedimentos del bienestar de las mujeres y niñas, y más de un tercio de los incidentes de violencia doméstica del estado de Nueva York ocurren en la ciudad”, agregó Rosado.

La exdirectora de El Diario destacó la labor de la New York Women’s Foundation, coordinadora del panel presentado como parte del programa de Talking Transition, una conversación abierta acerca del futuro de la ciudad de Nueva York.

Sherry Leiwant, copresidente de la organización de ayuda a la familia A Better Balance, señaló que las madres solteras representan casi un cuarto de millón de familias en la ciudad, y más de la mitad de las familias de parejas de padres están en la fuerza laboral, “lo que resulta en más familias con falta de tiempo para dedicarlos al cuidado de sus hijos y de los ancianos que necesitan de su ayuda”.

Dillonna Lewis, codirectora ejecutiva de Welfare RIghts Initiative (WRI) —organización situada en Hunter College que asiste a estudiantes de bajos ingresos, dijo que en los pasados 19 años, su organización ha brindado entrenamiento de autosuficiencia para man te ner en las clases a más de 5,000 estudiantes (90% mujeres) que se han visto forzados a abandonar sus estudios.

Entre las recomendaciones de Lewis a la nueva administración local, está la de conectar las regulaciones de asistencia pública a las agencias de Vivienda, Cuidado Infantil, Derechos de la Mujer, Departamento de Educación, CUNY y Administración de Recursos Humanos, HRA, “de modo que puedan trabajar juntas de manera más eficiente, ya que frecuentemente las agencias locales implementan políticas que impiden el acceso a la educación y el entrenamiento”.

“Una madre que recibe asistencia pública y en una crisis busca un refugio, no le deberían decir que ella debe abandonar sus estudios a fin de ‘cumplir’ con las reglas del Departamento de Desamparados”, agregó Lewis.

Cecilia Gastón, directora ejecutiva del Violence Intervention Program, dijo que el 31% de las familias que quedan desamparadas en la ciudad son debido a violencia doméstica, aunque muchas de las víctimas de homicidio nunca tuvieron contacto con agencias de la Ciudad o la policía.

Gastón recomendó desconectar a la policía del Servicio de Inmigración y Aduanas (ICE), “porque esto tiene aterrorizadas a muchas mujeres, que por temor a ser deportadas no denuncian que son víctimas de violencia doméstica”.

Sharon Stapel, directora ejecutiva de NYC Anti-Violence Project, habló de la violencia y discriminación que enfrenta la comunidad LGTB, y una de sus recomendaciones más aplaudidas por el público fue que el NYPD y los fiscales “dejen de usar los condones como evidencia de prostitución”.

Stapel dijo que esta práctica tiene un impacto negativo en las transgéneros, “porque podría desalentarlas a llevar condones, lo que pondría en riesgo su salud”.