Anuncio de Obama no garantiza mantener seguro

Las compañías aseguradoras no están obligadas a renovar los planes médicos de aquellos a quienes les ha cancelado las pólizas

Nueva York – El anuncio hecho este jueves por el presidente Barack Obama de que se permitirá que los planes de salud que se han cancelado sean renovados por un año más hasta finales de 2014, no significa que las compañías de seguro están obligadas a hacerlo.

Lo dicho por Obama no es una orden o mandato ejecutivo. Se trata de una medida de “flexibilidad” por parte de su Administración, pero las compañías de seguros tienen la opción de no renovar las pólizas de sus asegurados. Ya cientos de miles de personas en todo el país han recibido notificaciones de cancelación de sus coberturas de salud, debido a que no cumplen con los nuevos requerimientos del “Obamacare”.

Aunque se espera que la nueva medida de Obama permita a una gran porción de personas mantener sus antiguos planes de seguro, no se sabe exactamente cuántos serán los beneficiados.

“Es muy temprano para saber cuántas de las compañías que ya enviaron esas cartas de cancelación, van a renovar esas pólizas. Aún no podemos responder esa pregunta”, dijo Ron Pollack, director ejecutivo de Families USA, una organización sin fines de lucro en Washington D.C.

“Es importante entender que el número de personas afectadas por esto; que están recibiendo estas notificaciones, es muy pequeño, comparado con la mayoría de la población”, dijo Pollack.

Estimaciones iniciales indican que las cancelaciones afectarían a unas 15 millones de personas que tendrán que cambiar de seguro médico para cumplir con los estándares de la Ley de Cuidado de Salud Asequible (ACA).

La Casa Blanca había dicho que las cancelaciones afectarían sólo al 5% de la población.

La principal razón por la cual muchas compañías de seguro estaban cancelando sus pólizas fue porque las mismas no cumplen con los nuevos estándares mínimos establecidos por la reforma de salud, incluyendo diez beneficios básicos que deben ser proveídos por ley:

1. Servicios ambulatorios (cuidado que se brinda sin hospitalización), como visitas a médicos en sus oficinas.

2. Servicios de emergencia.

3. Hospitalizaciones.

4. Cuidado antes y después del parto.

5. Servicios de salud mental y contra la adicción.

6. Medicinas recetadas.

7. Servicios de rehabilitación y habilitación, como terapia física u ocupacional.

8. Servicios de laboratorio.

9. Cuidado preventivo como vacunas, chequeos anuales y métodos anticonceptivos.

10. Servicios pediátricos (cuidado para niños), incluso servicios dentales y de la vista.

“Debido a que esas compañías estaban proveyendo un servicio muy básico, debían cancelar sus pólizas o mejorarlas, con el fin de cumplir con la ley”, dijo Pollack, quien cree que, a la larga, los que recibieron las notificaciones de cancelación saldrán beneficiados.

“La mayoría de las personas que están recibiendo estas notificaciones de cancelación serán elegibles para mejores seguros de salud de los que tenían antes, cuando se inscriban a través de la ACA”, enfatizó.

“Incluso, serán elegibles para subsidios para pagar sus primas, o cobertura sin costo alguno a través del programa del Medicaid”, agregó.

Sin embargo, el experto reconoce que muchos de los que están recibiendo estas cartas de cancelación no son elegibles para los subsidios porque tienen ingresos altos. “Es a estas personas que el Presidente busca a ayudar más con este ‘arreglo temporal’ que acaba de anunciar”.

Las autoridades federales insistieron esta semana, en que la “cancelación” de la póliza actual no significa una pérdida de cobertura, y que las compañías inscribirán automáticamente a los consumidores en un plan de salud recomendado.