Google deberá pagar millone$$

Google deberá pagar millone$$
Nueva York formó parte de una demanda multiestatal contra Google por la utilización de 'cookies'.
Foto: ap

NUEVA YORK/EDLP — La fiscalía de Nueva York y Google Inc. formó parte ayer de un acuerdo multiestatal sobre su utilización no autorizada de cookies, en las computadoras que utilizaron los navegadores Apple Safari Web durante 2011 y 2012.

“Los consumidores deben saber si hay otros ojos navegando por la web junto con ellos. Mediante el seguimiento de millones de personas sin su conocimiento, Google violó no sólo su vida privada, sino también su confianza”, dijo el Fiscal General Eric T. Schneiderman.

De los $17 millones del acuerdo, en el que participaron 10 estados, Nueva York recibirá un total de $899,580. “Este acuerdo compensa no sólo por la pérdida de la privacidad, sino también la pérdida de la confianza y la seguridad de nuestros consumidores. No toleraremos la violación deliberada de la privacidad del consumidor”, agregó el funcionario.

Google opera el buscador más popular de Internet. El uso de la herramienta de búsqueda es gratuito, por lo que la compañía genera ingresos principalmente a través de la publicidad.

A través de su plataforma de publicidad de DoubleClick, Google coloca cookies a terceros -un pequeño archivo en la Web de los consumidores navegando- que le permite a estos terceros reunir información sobre los consumidores, incluidas, dependiendo del tipo de cookie, sus preferencias de navegación en Web.

El navegador web Apple Safari está configurado para bloquear automáticamente los cookies de terceros, incluyendo los de DoubleClick para rastrear el historial de navegación del consumidor.

Del 1 de junio de 2011 hasta el 15 de febrero 2012, Google modificó su codificación de DoubleClick para eludir esas opciones de privacidad de Safari, sin que los consumidores tuvieran conocimiento o dieran su consentimiento. Google deshabilitó este método de codificación en febrero de 2012 después que la práctica fue ampliamente difundida en Internet y en los medios de comunicación.

Schneiderman alegó que la elusión de Google de la configuración de privacidad de Safari para bloquear los cookies de terceros viola las leyes de privacidad relacionadas con la informática y la protección de los consumidores del Estado.