A juicio policías de NYC por arreglo de multas

Juez admite grabaciones como evidencia, lo que impide a la defensa pedir que se retiren los cargos.

Guía de Regalos

A juicio policías de NYC por arreglo de multas
El proceso contra el hoy expolicía José Ramos será aparte.
Foto: Archivo

El Bronx – El caso contra los policías de la Ciudad de Nueva York, acusados de arreglar las multas de tráfico de familiares y amigos, sigue adelante ya que hoy el juez Steven Barrett decidió permitir las grabaciones obtenidas como evidencia contra ellos.

Las grabaciones, que implican a más de una docena de policías, se realizaron en el transcurso de la investigación de una denuncia anónima que se inició en el 2008 contra el policía José Ramos. Esta puso al descubierto no solamente su supuesta corrupción sino la extendida práctica de arreglo de multas de tráfico entre los uniformados. El 28 de octubre del 2011 concluyó la investigación con el arresto de 21 personas; 16 de ellos policías.

Ramos, quien será juzgado por separado, se enfrenta a cargos por transporte de heroína, robo de dinero a los narcotraficantes, comisión de un atraco estando de servicio, revelar la identidad de un informante policial además de un intento de asesinato por el que trató de eliminar a un testigo cuando ya se enfrentaba a esos cargos.

En su decisión, que se extiende a lo largo de 20 páginas enumerando las razones para ella, el juez Barrett determina “la moción de suprimir la evidencia obtenida en las escuchas es denegada en su totalidad”.

Hoy, de haber decidido en contrario, la fiscalía tal vez hubiera tenido que retirar los cargos. El pasado agosto el juez también desestimó las mociones de los abogados defensores solicitando se retiraran los cargos criminales.

En una sala llena de policías y con decenas en los pasillos mostrando su apoyo a los encausados, Edward McDonald, portavoz de los abogados defensores, pidió tiempo para tener una sesión informativa entre ellos sobre los siguientes pasos a seguir y el juez fijó, para el 28 de febrero, la próxima comparecencia.

A la salida de la corte, McDonald rehusó hacer declaraciones indicando que “esto es sólo la primera fase del proceso”.

Por su parte, el presidente del Sindicato Policial (PBA), Patrick Lynch, descalificó la investigación de la fiscalía “por no ser profesional e ir dirigida solamente a capturar a los policías. Cuando tengamos nuestro día en corte no serán solamente policías los encausados”, denunció.

Sobre el Departamento de Asuntos Internos que llevó a cabo la investigación inicial, les acusó de convertir cada investigación “en una caza de brujas” y de “no ser verdaderos profesionales”.