Hispanos honrados por máximo galardón de manos de Obama

El científico mexicano Mario Molina y el trompetista cubano Arturo Sandoval estuvieron entre los honrados por el Presidente con la Medalla de la Libertad

Guía de Regalos

Hispanos honrados por máximo galardón de manos de Obama
El científico mexicano Mario Molina, Premio Nobel de química 1995, fue uno de los dos hispanos que este miércoles recibieron la Medalla de la Libertad.
Foto: AP

Washington – El presidente de EEUU, Barack Obama, otorgó este martes la Medalla de la Libertad a 16 individuos por sus contribuciones sociales, entre estos a su antecesor demócrata Bill Clinton, la diva de la televisión Oprah Winfrey, el químico mexicano Mario Molina y el trompetista cubano Arturo Sandoval, a quienes destacó como un recordatorio “de la belleza del espíritu humano”.

En entrevistas con La Opinión, Molina y Sandoval, reflexionaron sobre el “gran honor” y el tributo de Obama a sus carreras.

Para Molina, Premio Nobel de química (1995), la medalla es “un reconocimiento muy importante de EEUU por mi trabajo a lo largo de mi vida, el contribuir con mi trabajo científico a hacer cambios en la sociedad, para mejorar la calidad de vida y protegernos de daños al medio ambiente”.

Molina expresó confianza en que la sociedad de EEUU irá mejorando respecto a la protección ambiental pese a “algunos extremistas” opuestos a la intervención del Gobierno: sin medidas gubernamentales, “ciudades como Los Ángeles estarían desiertas sin la colaboración” para mejorar la calidad del aire.

Molina se comprometió a usar el galardón para promover “con más intensidad” la inclusión de los estudiantes hispanos en las áreas de ciencias, matemáticas, ingeniería y tecnología, a la vez que instó a la comunidad mexicana e hispana en general a que siga aumentando su peso político en EEUU y luchando por la reforma migratoria.

Por su parte Sandoval, ganador de 9 Grammys y que este miércoles se sumó a otros “gigantes” del jazz en recibir la medalla, como Ella Fitgerald y Duke Ellington, dijo que la condecoración abona su “compromiso muy fuerte de seguir haciendo las cosas bien”.

“He pasado de todo en la vida pero nunca he perdido la fe y la disciplina de seguir estudiando practicando, haciendo las cosas lo mejor que he podido“, dijo Sandoval, quien dedicó el galardón a sus fallecidos padres.

Sandoval aconsejó hacer caso omiso a grupos antiinmigrantes porque, a su juicio, “merecen nuestro desprecio pero son los menos y pertenecen al lado oscuro de la calle… hay que ver al lado positivo de las cosas; hay gente que si respeta y admira lo que hemos hecho porque este es un país forjado por inmigrantes”.

Con Molina y Sandoval, suman ya al menos 19 los latinos que han recibido la medalla, según un desglosado de la Casa Blanca.

Durante la ceremonia en la Casa Blanca, Obama elogió la obra y figura de los 16 galardonados, tres de ellos de forma póstuma, al señalar que son “hombres y mujeres que, a través de sus extraordinarias vidas nos recuerdan la belleza del espíritu humano”.

Para Obama, la ceremonia tuvo un significado especial porque coincidió con el 50 aniversario del restablecimiento de la entrega de la medalla –la distinción más alta de la Casa Blanca a un civil, nacional o extranjero- durante la presidencia de John F. Kennedy, asesinado en 1963.

La medalla, entregada a más de 500 personas, se ha otorgado a líderes en los ámbitos de la política, entretenimiento, ciencias, derechos civiles y las artes.

Entre los galardonados hoy figuraron también la legendaria líder feminista, Gloria Steinem; la artista de música “country”, Loretta Lynn; el exsenador Richard Lugar, y los deportistas Ernie Banks y Dean E. Smith. De forma póstuma la recibieron la astronauta Sally Ride, el exsenador Daniel Inouye, y el líder de los derechos civiles, Bayard Rustin.