Lanús busca su primera final continental

Guía de Regalos

Lanús busca su primera final continental
Guillermo Barros Schelotto, técnico del Lanús.
Foto: ap

Asunción/EFE — El Libertad paraguayo, con dudas en el ataque, espera al Lanús argentino en el choque de ida mañana por las semifinales de la Copa Sudamericana, donde el “gumarelo” guaraní busca llegar a su primera final continental, mientras que su rival quiere repetir su triunfo de la Copa Conmebol en 1996.

Los entrenadores, Pedro Sarabia del Libertad y Guillermo Barros Schelotto, tendrán un duelo especial, porque cuando eran futbolistas, “el Cabo” defendió los colores del River Plate argentino y “el Mellizo” al eterno rival, Boca Juniors.

Ambos exinternacionales se verán ahora las caras desde el banquillo dirigiendo a sus respectivos clubes.

Sarabia mantiene la duda en el ataque entre el experimentado Freddy “el Zorro” Bareiro y el juvenil goleador Brian Montenegro, para acompañar a Jorge Recalde.

Además, el centrocampista Claudio Vargas podría no estar en el banquillo de suplentes debido al golpe sufrido en el juego del domingo frente al Guaraní, que lo doblegó a domicilio 0-2.

El versátil Miguel Samudio retornará a su puesto habitual, el sector izquierdo de la defensa, para arrancar de atrás y llegar como volante ofensivo hasta el pórtico rival.

Sarabia manifestó a medios asuncenos que conoce el juego del rival y que su equipo hará el partido que más le conviene, y tratará de no recibir goles.

El Lanús argentino reconocerá hoy el estadio Nicolás Leoz, el recinto del Libertad, que será escenario del partido el jueves por decisión de la Conmebol, a pesar de no contar con el aforo reglamentario para una semifinal.

El lateral Luciano Bulbi y el central Carlos Izquierdoz se encuentran con leves dolencias, tras el juego disputado con el All Boys, donde triunfaron 2-3 y quedan a dos unidades del puntero, San Lorenzo del Almagro.

Para Izquierdoz, la dolencia no será inconveniente para medir a los paraguayos. “Del golpe del otro día estoy bien, me había asustado un poco, pero no creo que me impida jugar”, dijo en el portal del club.

Mientras, Bulbi está en duda por su percance en la última jornada.

El ayudante de campo, Gustavo Barros Schelotto, mellizo del entrenador, opinó que será una llave muy dura y cerrada, “porque en ambos equipos hay muy buenos jugadores”, según explicó.