Asistencia para embarazadas latinas en NY

El programa Merck for Mothers (MRK) busca fortalecer la salud de las futuras madres y evitarle complicaciones

Nueva York — En la Ciudad de Nueva York, las inmigrantes latinas son uno de los grupos más impactados por complicaciones durante el embarazo y muerte materna. Más del 23% de las hispanas no comienza el cuidado prenatal en el primer trimestre del embarazo. La tasa de fallecimiento para las latinas es el doble al ser ser comparada con las mujeres blancas.

La barrera del idioma, la falta de cobertura de un seguro médico y acceso limitado a cuidado prenatal primario, son las mayores disparidades que el programa Merck for Mothers (MRK) busca aminorar en salud materna para latinas en Nueva York.

La iniciativa fue creada hace una década por la compañía de salud global Merck y se enfoca en reducir la estadística de mujeres que mueren durante el embarazo y el parto. El programa, implementado en 20 países, tiene un fondo de $500 millones dedicado a mejorar las iniciativas comunitarias en salud materna.

Con una inversión inicial de $6 millones, MRK lanzó el programa en Estados Unidos, a raíz de las perturbadoras cifras. Según expertos médicos, desde la década de los noventa, más de 50,000 mujeres (una cada 10 minutos) por año llegan al borde de la muerte por complicaciones graves en el embarazo o el parto.

La doctora Priya Agrawal, directora ejecutiva de MRK, destacó que las hispanas tienen más probabilidad de recurrir al servicio de emergencia y un limitado acceso a un proveedor de atención prenatal primaria.

“Para estas mujeres el embarazo no es una celebración”, sentenció Agrawal. “Ellas no esperan una felicitación, sino deseos de buena suerte, sabedoras de la situación a la que se enfrentarán en un sistema de salud que desconocen”, dijo Agrawal.

La experta destacó que la diabetes, la obesidad y la hipertensión son padecimientos que agravan la condición de las embarazadas latinas. Los hispanos tienen la mayor incidencia de diabetes entre todos los grupos étnicos en la ciudad, con 12%.

“El embarazo no es una enfermedad, pero muchas mujeres lo viven como si lo fuera”, apuntó. “Sin servicios culturalmente competentes y lingüísticamente apropiados, las latinas inmigrantes tendrán mayor probabilidad de prescindir de cuidado preventivo esencial”, añadió la doctora.

Agrawal destacó que el riesgo de un embarazo complicado o la muerte en el parto es prevenible en la mayoría de casos. Para mejorar la salud materna en latinas y otros grupos étnicos, MRK colaborará con la Asociación Perinatal del Norte de Manhattan (NMPP), que desde hace 22 años ofrece programas de prevención de padecimientos crónicos en las mujeres en edad reproductiva.

Nimaako Brown, coordinadora del programa para NMPP, destacó que el 65% de las clientas de la asociación son hispanas, la mayoría residentes del Sur de El Bronx, East Harlem y el Norte de Manhattan.

Con los fondos de MRK, la asociación busca expandir el acceso a servicios de cuidado prenatal para mejorar el estado de la salud materna de las mujeres en riesgo.

Brown indicó que la meta de NMPP es mejorar la conexión a programas públicos como el Programa de Asistencia a Cuidado Prenatal (vía Medicaid), facilitar el acceso a servicios bilingües y proveedores de salud formados para dar cuidado culturalmente competente y educar a las latinas inmigrantes acerca de los servicios que tienen disponibles y la protección contra discriminación basada en el estatus migratorio.

En Nueva York, el 52% de latinos inmigrantes tienen acceso a un proveedor de cuidado primario, en comparación con el 74% de las personas que hablan inglés.

“El servicio de traducción es una herramienta indispensable para vencer la barrera del idioma. Sin servicios bilingües, no se logrará un avance significativo en el cuidado materno”, dijo Brown.

Si usted desea obtener servicios en español en NMPP, puede comunicarse al 212-665-2600 extensión 302, o visitar las oficinas en 127 West de la calle 127, en el tercer piso. También puede visitar http://www.sisterlink.com