La Soirée: Pícara, sexy y sin prejuicios

La actriz española Ursula Martínez revela detalles sobre el particular show

La Soirée: Pícara, sexy y sin prejuicios
Uno de los English Gents, que participan en la obra.
Foto: Fotos suministradas

Nueva York — Los números que se presentan en la obra La Soirée, que por estos días visita Nueva York, están lejos de ser particulares.

Desde “The English Gents”, dos jóvenes fornidos que realizan un acto de fuerza acrobática en ropa interior, hasta Ursula Martínez, la actriz española que se desnuda totalmente al hacer aparecer y desaparecer un pañuelo, el espectáculo es muy recomendable para los más atrevidos que quieren apreciar un show diferente.

“El truco del pañuelo me lo sabía desde que tenía 12 años, y una noche de borrachera con unos amigos estaba haciéndolo, y como estaba borracha me empecé a quitar la ropa así entre amigos, y nada… al día siguiente me despierto con una resaca pensando en lo que había sucedido la noche anterior, y me di cuenta de que allí había algo”, manifiesta la española sobre su original número.

Al espectáculo muchos lo han catalogado como una especie de circo combinado con burlesque, y si se consideran otros actos que incluyen a un trapecista bañándose en una tina, un animador obsesionado con las canciones de Queen que hace malabarismo, una cantante que olvida a su grupo de bailarines, y una actriz que realiza un diálogo jocoso con un integrante del público, entonces la descripción no puede ser más acertada.

“La gente se sorprende cuando hago mi acto, es una mezcla de que no se lo creen y una sonrisa súper abierta… me gusta esa reacción que es un poco compleja”, manifiesta Martínez.

“Algunos se choquean más dentro de un teatro que en otro, algunos países más que otros, pero lo que me encanta del número es que sobre papel suena mucho más fuerte de lo que es en directo”..

La española también reconoce que el estar desnuda dentro de un escenario no le afecta y nunca le afectó en lo más mínimo, además, dice sentirse muy confortable con su cuerpo.

“Cuando haces un número nuevo, sea lo que sea, los nervios están a tope, porque no sabes cómo va a salir, si va a tener éxito…, lo de desnudarse es lo de menos, porque presentar algo por primera vez siempre crea mucha ansiedad”, indica la española..

” Además, yo me crié con padres nudistas, íbamos a playas en Francia y España, así que estoy muy cómoda”.

Pero esta no es la única travesura que la actriz realiza en el escenario, ya que también interpreta una canción bastante divertida sobre las confusiones que le crea su origen étnico, un tema con el que quizás muchos neoyorquinos se pueden identificar.

“La canción es autobiográfica porque yo soy mitad inglesa y española, es un juego sobre el hecho de tener esa esquizofrenia”.

A pesar de que la actriz reconoce que el público norteamericano posee más tabús respecto a la sexualidad y la desnudez que, por ejemplo, los europeos, Martínez también asegura que le encanta la reacción de la audiencia neoyorquina y disfruta enormemente actuar en esta ciudad.

“La gente es súper amable acá, eso es algo hermoso de NYC, aquí la gente vocaliza mucho, aplauden mucho, se levantan mucho, si se choquean no tienen miedo a gritar”.