Hispanos esperaron varios meses confirmación en Senado

Es posible que la situación cambie con nuevas reglas en el Congreso

Guía de Regalos

Hispanos esperaron varios meses confirmación en Senado
Pérez fue confirmado por el Senado en julio pasado.
Foto: Cortesía

Houston-. Ocho hispanos nominados por el Presidente Barack Obama han sufrido bloqueo en sus procesos de confirmación en el Senado. Ahora con el cambio en las reglas, se espera que existan menos obstáculos en el futuro.

Han sido latinos nombrados en cargos de alto perfil, sin embargo han debido esperar un promedio de ocho para que el Senado los confirme. Desde el inicio de la actual Administración, la ex secretaria del trabajo Hilda Solis, la actual directora de la Oficina de Administración de Personal Katherine Archuleta y el secretario del trabajo Thomas Pérez, experimentaron la obstrucción partidista.

También lo sufrieron la jueza Marisa Demeo, la embajadora de El Salvador Mari Carmen Aponte, el juez del distrito oeste de Texas David Campos Guaderrama y el juez de la corte de apelaciones del undécimo circuito Adalberto Jose Jordan.

Pérez y Aponte fueron bloqueados en dos ocasiones. El líder de la mayoría Harry Reid debió recurrir a la táctica parlamentaria de cierre de debate para lograr que se votaran a estos candidatos entre 2009 y 2013.

El caso el Raúl Yzaguirre actual embajador de República Dominicana, después de cinco meses de obstrucción se logró aprobar su cargo sin utilizar una táctica parlamentaria. En el momento senadores republicanos como Jon Kyl de Arizona, justificaron el bloqueo porque deseaban más información sobre las sanciones a Irán por parte del Departamento de Estado.

La semana pasada la mayoría demócrata lideró la aprobación de un cambio de reglas en el Senado. Por un voto de 52-48 optó por requerir una mayoría simple de 51 votos para aprobar nominaciones, en lugar de los 60 necesarios para abrir y cerrar debate.

Esta medida no tiene precedentes, pero los demócratas justificaron la decisión diciendo que con el ambiente de partidismo en el Congreso, no hay más alternativas.