Confirman exceso de velocidad de tren descarrilado en Nueva York

Primeros informes indican que viajaba a 82 mph en una zona cercana a 30 mph

Confirman exceso de velocidad de tren descarrilado en Nueva York
Hoy las autoridades se enfocaron en limpiar las vías y enderezar los vagones.
Foto: AP / Mark Lennihan

YONKERS, N.Y. – La Junta Nacional para la Seguridad en el Transporte (NTSB) informó esta tarde que el tren de la línea Hudson de Metro-North Railroad, que ayer se descarriló a la altura de El Bronx, iba a 82 millas por hora (131 kilómetros) unos segundos antes de acercarse a la curva que tiene un límite de velocidad de 30 millas por hora (48.2 kilómetros).

Aproximadamente cinco segundos antes de que se detuviera, se aplicó el máximo de presión en los frenos, según los datos técnicos divulgados por NTSB durante una rueda de prensa.

Así fue entonces como a las 7:20 de la mañana del domingo, el tren de Metro-North Railroad terminó saltando las vías, descarrilándose hasta detenerse por completo. Cuatro personas murieron y 67 resultaron heridas.

La NTBS enfatizó que esta primera información surgió de los datos preliminares que han obtenido y que ahora serán contrastados con la información que ofrezcan responsables del tren, pasajeros y otros testigos.

El maquinista del tren averiado, el ingeniero William Rockefeller, resultó herido en el accidente pero aún así hoy estaba dispuesto a responder las preguntas de los investigadores.

Se había indicado que el tren enfrentó problemas con los frenos, pero la NTBS descartó tener alguna señal que apuntara al mal funcionamiento de este sistema.

La NTSB indicó que sus investigadores podrían tardar hasta 10 días examinando todos los aspectos del accidente ocurrido en el área en que se encuentran los ríos Hudson y Harlem.

Por su parte, el gobernador de Nueva York, Andrew Cuomo, dijo este lunes en el programa televisivo “Today” de la cadena NBC que piensa que la velocidad fue un factor. El gobernador, que habló por segundo día consecutivo desde el sitio del descarrilamiento, señaló que otros problemas posibles eran una falla del equipo, un error del operador o problemas en los rieles.

A pesar de la gravedad del accidente, la cifra de víctimas pudiera haber sido mucho mayor de haber ocurrido un día entre semana, o si el vagón delantero hubiera llegado al agua. El tren estaba a media capacidad en el momento del accidente, dijeron funcionarios.

En este momento Metro-North cuenta con lo que se denomina un sistema de señales automáticas de control, que aplica los frenos automáticamente si el conductor no responde a una alerta que indica exceso de velocidad.