Maestros piden no obstaculicen su jubilación

Maestros piden no obstaculicen su jubilación
Profesores de Puerto Rico exigen sus derechos salariales.
Foto: archivo

San Juan/EFE — El grupo Educadores por la Democracia, Unidad, Cambio, Militancia y Organización Sindical (EDUCAMOS) pidió ayer al secretario de Educación de Puerto Rico, Rafael Román, que su departamento “no obstaculice” la jubilación de los docentes.

La portavoz de EDUCAMOS, Eva Ayala, denunció a través de un comunicado que se ha sometido a docentes de la isla que van a jubilarse en breve a complicados procesos burocráticos e instrucciones contradictorias sin uniformidad.

“El compañero que se quiere retirar tiene que viajar varias veces desde lugares distantes tanto a la región educativa como al nivel central para completar un proceso que muchas veces deja más sabor a castigo que a júbilo”, señaló Ayala.

Subrayó que uno de los detalles que más incomodidad ha causado al colectivo es el hecho de que en el momento de la retirada del docente se le exige por ejemplo la devolución de computadoras que no se utilizan desde hace años.

“Esos artefactos se dañaron hace diez o quince años, por lo que el maestro las dejó de utilizar, se quedaron en algún rincón de la escuela y pasaron al olvido, como parte de los miles de toneladas de desechos tecnológicos”, indicó.

Ayala dijo que a muchos docentes se les comunica por parte del Departamento de Educación que tienen que pagar hasta $1,200 por un equipo que ya no tiene ningún valor.

“Lo peor de todo es que se le pide al maestro que presente una querella en la Policía como que le fue robada la computadora para entonces permitir que completen el proceso de jubilación. Se está incitando al magisterio a delinquir, pues la radicación de una querella sin fundamento puede constituir un delito”, sostuvo la portavoz de EDUCAMOS.

Destacó que en otros casos se le obliga a regresar a la escuela para que el personal a cargo de compras haga una carta diciendo que la máquina se extravió, lo que a su juicio refleja “la incapacidad de una burocracia a cargo de la agencia que se traga millones en salarios y contratos.”

“Le reclamamos a Rafael Román que simplifique la entrega de documentos para que el magisterio se acoja a la jubilación, que se imparta instrucciones claras y que se desista de estar amargando los últimos días que le quedan por trabajar a los compañeros que están por retirarse con exigencias tan absurdas.”