Más de un millón en EEUU perderá beneficio de desempleo

Si el Congreso no extiende la ayuda se verían afectados 836,100 desempleados en California y 383,000 en Nueva York
Más de un millón en EEUU perderá beneficio de desempleo
El programa de emergencia que da beneficios de desempleo a más de un millón de personas en EEUU vence a finales de diciembre.
Foto: Archivo

Washington – Alrededor de 1.3 millones de estadounidenses podrían perder sus beneficios de desempleo a fin de este mes si el Congreso no extiende un programa de emergencia establecido durante la “Gran Recesión”, según advirtió un informe divulgado este jueves por la Casa Blanca.

El programa en cuestión, establecido en el 2008 para quienes llevan más de seis meses sin empleo, vence el próximo 28 de diciembre y es objeto de una audiencia este jueves en el Congreso.

Según el informe de 30 páginas, la no extensión del programa afectaría, por ejemplo, a 836,100 personas en California; 383,000 en Nueva York; 260,100 en Nueva Jersey; 260,400 en Florida, y 262,500 en Pensilvania.

En Puerto Rico, un Estado Libre Asociado, el número de personas afectadas totalizaría 80,200, según el análisis preparado por el Consejo de Asesores Económicos y el Departamento del Trabajo.

Si no se extiende, la mayoría de los desempleados recibiría únicamente una compensación de solo seis meses y, sería incluso menor en algunos estados.

Además, para finales de 2014, otros 3,6 millones de personas no tendrían acceso a los subsidios de desempleo más allá de las 26 semanas.

En declaraciones a La Opinión, Judy Conti, una analista en Washington del Proyecto Nacional para Leyes Laborales (NELP) afirmó que el Congreso debe aprobar la extensión, porque cuatro millones de trabajadores viven una “crisis humanitaria” al no encontrar empleos ante una débil recuperación económica.

Desde un mismo libreto, tanto el secretario del Trabajo, Tom Pérez, como funcionarios de alto rango de la Casa Blanca han programado encuentros con los periodistas para seguir presionando por la extensión del programa.

Según la Administración Obama, la cancelación del programa no solo perjudicaría a los desempleados sino que afectaría severamente la recuperación económica.