A la TV tráfico sexual de mexicanas en NYC

Documental de Discovery en Español expone las crudas facetas de este crimen
A la TV tráfico sexual de mexicanas en NYC
Algunos familiares de mujeres sumidas en la prostitución se han organizado para encontrarlas.
Foto: Suministrada

Nueva York — El hecho de que jóvenes mexicanas sean trasladadas de manera forzosa desde el pueblo de Tenancingo en el estado mexicano de Tlaxcala, hasta Nueva York para ser utilizadas como esclavas sexuales, no es sólo un asunto de falta de autoridad, sino de cultura.

Sobre este punto insiste la productora Michela Giorelli del canal Discovery en Español, al explicar las razones por las que se decidió realizar un documental al respecto.

“Las autoridades hacen dentro de sus límites los que se puede, pero también hay una tradición cultural en México que no ayuda, el machismo mexicano. ¿Cómo es posible que si eres un chico que crece en un pueblo como Tenancingo, no veas ningún problema en convertirte en proxeneta? ¿Qué tipo de valores existen en la cultura?”, señala Giorelli.

Esta falta de conciencia social provocó que los productores del canal decidieran invertir recursos por un año y medio, para llegar al fondo de un problema que aunque no parece, se encuentra mucho más cercano a nosotros de lo que creemos.

“Trata de Mujeres: De Tenancingo a Nueva York”, es la producción que se estrena mañana a las 10 p.m., y lidia con este alarmante crimen desde el punto de vista de las víctimas, las familias, las autoridades y también los proxenetas o padrotes como se les conoce.

“Este pueblo (Tenancingo) vive de eso, tiene casas y mansiones, todas construidas con dinero de tráfico sexual. En términos de ganancias es lo mismo que el tráfico de drogas”, asegura la ejecutiva.

A partir del testimonio de dos víctimas que pasaron por esta trágica situación, el espectador puede descubrir la forma en que son manipuladas y engañadas, para luego caer víctimas de una situación sin aparente salida. Pero también se puede entender que hay esperanza y organizaciones que ayudan.

“Lo que pasa es que las amenazan con hacerle daño a ellas y a sus familias en México, o que van a hablar con autoridades para que sean deportadas, y algunas ya tienen familia e hijos en Nueva York”, explica.

La tarea de hallar culpables es aun más difícil debido a que estos criminales operan de manera clandestina, dentro de círculos secretos.

“A veces uno piensa en la prostitución con una connotación negativa, pero lo aterrador es que estas chicas son muchachas comunes y corrientes, muchas son estudiantes universitarias. Por ello también hay un mensaje de respeto hacia estas mujeres”, concluye.