Grupo de reencuentros

Grupo de reencuentros
Juergen Klinsmann, seleccionador de USA, que quedó en un grupo difícil.
Foto: AP

LOS ANGELES — El destino vuelve a unir a Jurgen Klinsmann y a Alemania. Solamente que en esta ocasión el amor filial se convertirá en una guerra sin cuartel.

“Así es la vida”, dijo el actual técnico de la selección de Estados Unidos, quien en su carrera como jugador vistió el uniforme del equipo nacional germano en 108 ocasiones y para el que anotó 38 goles.

El sorteo que se efectuó ayer en Costa de Sauipe, sembró a Alemania en el camino que el cuadro de las barras y las estrellas deberá seguir en la ronda de grupos de la próxima Copa del Mundo.

La tarea de Klinsmann será complicada, pues además de enfrentar a Alemania, Estados Unidos se topará con el mejor delantero de la actualidad cuando choque contra la selección de Portugal de Cristiano Ronaldo.

El otro rival del Grupo G es Ghana, selección africana con la que el cuadro estadounidense protagonizó uno de los partidos más dramáticos de su historia en la segunda ronda del Mundial de Sudáfrica 2010, al caer en tiempo extra contra el conjunto de las “estrellas negras”.