A implementar acuerdo en Suffolk

A raíz del asesinato del ecuatoriano Marcelo Lucero en 2008 motivado por odio racial en el condado de Suffolk, el Departamento de Justicia de los Estados Unidos en conjunto con la Fiscalía de Distrito de la zona este de Nueva York llegaron a un acuerdo. Este aboga para que el Departamento de la Policía de Suffolk implemente mejoras y nuevas políticas y procedimientos que aseguren que no haya ningún tipo de discriminación en la presta de los servicios de la policía en las comunidades latinas.

Los asaltantes en aquel momento dijeron que no temían a represalias por parte de la Policía a causa de sus acciones, ya que conocían que las víctimas temían denunciar los delitos, debido a sus estatus migratorio.

¿Cuántos crímenes quedaron impunes? Este tipo de cambios deben realizarse mediante el sentido común y a través de funcionarios electos que se preocupan por el bienestar de todos sus residentes, sin importar el estatus migratorio. Intervenciones federales de este tipo implican que las autoridades locales permitieron que por más del tiempo necesario, las comunidades más vulnerables se las tenían que arreglar por si solos. Inclusive cuando se trataba de problemas de vida o muerte.

El acuerdo hasta el momento es tentativo. O sea depende de que la Legislatura del condado apruebe las medidas. El proceso debe ser rápido y eficaz, no solo para las comunidades latinas e inmigrantes de Suffolk que tienen la pronta necesidad de restaurar su confianza con las autoridades; pero para los miles de condados en la nación con crecimientos de comunidades inmigrantes y latinas que sufren día a día de negligencia y discriminación sistemática.

Por eso aplaudimos la decisión del Departamento de Justicia y la Fiscalía Federal por tomar acción sobre el tema y lograr materializar e implementar cambios positivos en los últimos cinco años. El acuerdo presenta la oportunidad para mejorar. Y por un año el Departamento de Justicia vigilará las implementaciones para asegurarse que estén de acuerdo a la Ley. Pero Suffolk tiene la oportunidad de ir más allá del margen trazado por el gobierno federal y ser una comunidad ejemplar para otras. Hacer el mínimo y obligado tampoco demuestra mucha confianza.