Boricua María Hernández: Experta en comida judía

"Aprendí viendo a mi supervisora, que es judía-rusa, y cuando ella notó mi interés por aprender, me enseñó, para que el día que ella faltara al trabajo yo me encargara de todo"

Boricua María Hernández: Experta en comida judía
María Hernández aprendió a preparar la comida Kosher cuando la enviaron al Centro de Personas Mayores Van Cortlandt.
Foto: EDLP / José Acosta

NUEVA YORK — María Hernández nunca imaginó que pedir asistencia pública debido a las dificultades económicas que enfrentó tras perder su empleo, la llevaría a aprender a cocinar la comida judía.

Hernández emigró hace más de dos décadas de Puerto Rico a Nueva York buscando un mejor futuro para su hija y su madre. Trabajó en una factoría de chocolate en El Bronx, y cuando cerraron la fábrica en 1998, se quedó sin empleo y fue a Welfare.

Pero ella quería trabajar, no vivir de la asistencia pública. Así fue como de la oficina de Welfare la enviaron al Centro de Personas Mayores Van Cortlandt, en El Bronx, del Jewish Association Serving the Aging, a trabajar en servicio de comida. Y aprendió a preparar la comida Kosher, que es la que comen los judíos. Un alimento Kosher lo es, básicamente, porque una empresa ha certificado que este producto cumple con el control de calidad que imponen las normas judías.

Kosher es una palabra que deriva del hebreo Kashrut, que significa “puro”. Son las leyes judías las que establecen cómo deben ser los alimentos, cuales están permitidos y cuales no. Cómo se deben tratar otros alimentos, cómo se deben sacrificar, etc. De esta forma hay desde animales o aves kosher, productos lácteos y derivados, huevos, frutas, verduras, cereales, vino, aceite, condimentos, etc.

Cuando usted empezó en el Centro, ¿qué hacía?

Yo preparaba las frutas, los jugos, arreglaba los cubiertos y ayudaba a servir la comida a los ancianos.

¿Fue difícil aprender a cocinar la comida judía?

No fue tan difícil. Yo aprendí viendo a mi supervisora, que es judía-rusa, y cuando ella notó mi interés por aprender, me enseñó, para que el día que ella faltara al trabajo yo me encargara de todo. Pero hace un poco más de un año, el Centro perdió fondos y ella se fue y yo quedé.

¿Qué tipo de platos aprendió a preparar?

Todo los alimentos aquí tienen que ser kosher, porque esta es una institución judía y la mayoría de ancianos que vienen a almorzar son judíos. Aquí preparamos Orzo, que es un tipo de pasta con forma de arroz. El brócoli se hace hervido, y el pollo se pone al horno, a la media hora se le agrega agua. También se prepara arroz, y tuna, que se sazona con un poco de limón, apio y un poco de mayonesa.

¿Cuál es el plato que más disfruta preparar?

El meatloaf, que es más internacional, y la sopa de pollo con fideos, que lleva verduras, especialmente zanahoria.

¿Tienen alguna supervisión del Departamento de Personas Mayores de la ciudad?

Sí. Ellos nos supervisan el uso de la sal y el azúcar y las especias, porque los ancianos no pueden comer mucho de estos productos porque razones salud.

¿Qué es lo más curioso que usted ha visto de las costumbres judías?

Que para las festividades judías, un rabino viene a bendecir la cocina, y como parte del oficio religioso, quema con una mecha la estufa, el horno, los platos, las mesas de metal… Y no se puede usar nada que no esté bendecido.