Paliza histórica reciben Knicks en su casa

Paliza histórica reciben   Knicks en su casa
El entrenador de los Knicks, Mike Woodson (izq.) y su asistenten Herb Williams observan la humillante derrota de su equipo ayer en el Garden.
Foto: ap

Redacción Deportes/EFE — El alero Jordan Crawford anotó 23 puntos y volvió a ser el líder del ataque balanceado de los Celtics de Boston que llegaron al Madison Square Garden y se impusieron por una paliza histórica de 114-73 a los Knicks de Nueva York.

La derrota es la peor que han sufrido los Knicks en lo que va de temporada, la tercera más grave en la historia del equipo y la octava en su campo en lo que va de liga, después que habían conseguido salir momentáneamente de la crisis tras haber ganado dos partidos consecutivos.

Los rumores de despido del entrenador de los Knicks, Mike Woodson, volvieron a surgir con fuerza, mientras que los Celtics, equipo en plena fase de reconstrucción, mejoran en su juego y son lideres destacados en la División Atlántico aunque tengan marca perdedora de 10-12.

Crawford, que anotó seis triples y encabezó una lista de seis jugadores que tuvieron números de dos dígitos, incluidos los cinco titulares, recibió el apoyo del ala-pívot Jared Sullinger, que logró 21 puntos.

Mientras que el ala-pívot Brandon Bass y el escolta-alero Jeff Green anotaron 16 puntos cada uno y el base-escolta Avery Bradley consiguió un doble-doble de 13 puntos, 10 rebotes, dos asistencias y recuperó un balón.

El pívot novato brasileño Vitor Faverani jugó siete minutos en los que no hizo ningún tiro a canasta y capturó dos rebotes.

Los Celtics dominaron de principio a fin el partido al comenzarlo con parciales de 12-0, 18-1 y 25-3, respectivamente, en el primer periodo que dejaron sin opción a los Knicks que sólo pudieron anotar 11 puntos por 34 del equipo de Boston.

En el resto del partido, los Knicks tampoco pudieron reaccionar y perdieron los parciales de los tres últimos periodos, incluido el segundo con el que llegaron al descanso con la ventaja de 27 puntos (31-58).

El entrenador novato de los Celtics, Brad Stevens, reconoció que el gran triunfo de su equipo fue el salir en la segunda parte y mantener el mismo nivel de intensidad y concentración en el juego.

Los Celtics llegaron a tener hasta 45 puntos de ventaja y los 41 de diferencia en el marcador final es la mayor que se ha dado esta temporada en la NBA al superar los 38 que lograron los Clippers contra los Bulls de Chicago.

El alero Carmelo Anthony aportó 19 puntos como máximo encestador de los Knicks, que siguen en el último lugar de la División Atlántico.

Mientras que el ala-pívot Amare Stoudemire como reserva logró 17 puntos y el alero Metta World Peace, que salió también del banquillo, aportó 12 tantos.

El base argentino Pablo Prigioni jugó 17 minutos y aportó tres puntos al anotar el único tiro que hizo a canasta, que fue un triple, repartió cuatro asistencias, capturó un rebote y recuperó un balón. Los Knicks concluyeron el partido con un 34 por ciento de acierto en los tiros de campo, comparados al 54 que tuvieron los Celtics.