Congreso busca impedir alza del precio de la leche en EEUU

Legisladores analizan una medida para evitar que el galón aumente a $8 el próximo año
Congreso busca impedir alza del precio de la leche en EEUU
El precio de la leche en los supermercados puede pasar de $3,42 por galón actualmente a hasta $8 por galón el próximo año.
Foto: AP

Washington – El Congreso de EEUU sopesa votar esta semana una medida temporal que evite un posible aumento en el precio de la leche a partir de enero, en medio de advertencias de que la inacción podría golpear los bolsillos de los estadounidenses.

La nueva ley agrícola de $500,000 millones contiene numerosos y complejos componentes que afectan a la industria agropecuaria y uno de los puntos más contenciosos, aparte de la extensión de los cupones de comida para 47.7 millones de pobres, es el relacionado con el precio de la leche.

Ante el desacuerdo actual de los congresistas para aprobar la nueva legislación, fuentes legislativas han dicho que la Cámara de Representantes prevé votar esta semana una extensión temporal, hasta enero próximo, de la antigua ley agrícola que venció en el 2008, para dar más tiempo a los negociadores a lograr un acuerdo sobre la nueva ley agrícola que deberá regir en los próximos cinco años.

El senador demócrata por Vermont, Patrick Leahy, es uno de los 41 legisladores en ambas cámaras del Congreso que negocian el texto de la ley y su oficina afirmó a La Opinión que éste se mantiene optimista de que se logrará un acuerdo.

“Los que lideran estas negociaciones se están inclinando hacia una medida temporal, y hay cierta esperanza de que logren un acuerdo que cubra al menos hasta enero próximo”, cuando el Congreso regrese del receso navideño, dijo una fuente de la oficina de Leahy que pidió el anonimato porque no está autorizada a hablar con la prensa.

California, Wisconsin, Idaho, Nueva York, Michigan y Pensilvania, son los principales estados productores de leche en Estados Unidos, según el Departamento de Agricultura.

Leahy representa a Vermont, en el noreste de EEUU, que también tiene una importante industria láctea. Según la página web Vermontdairy.com, el sector de productos lácteos genera ingresos anuales por más de $500 millones y apoya un total de 7,500 empleos.

El secretario de Agricultura, Tom Vilsack, advirtió de que, sin algún acuerdo antes de fin de año, se tendrá que recurrir a una ley federal de 1949 que obliga al Gobierno a pagar costosos subsidios a los productores de leche.

De ser así, los consumidores verán un aumento en el precio de la leche en los supermercados, de $3,42 por galón en septiembre pasado a hasta $6 a $8 por galón. Pero eso, a su vez, reduciría la demanda y perjudicaría a los productores, según analistas.

“Acá hay tres escenarios posibles y, sí, un aumento en el precio de la leche es posible pero creemos que el Congreso hará lo posible para impedirlo”, dijo a La Opinión Christopher Galen, vicepresidente de comunicaciones de la Federación Nacional de Productores de Leche (NMPF), que representa a más de 32,000 productores de leche ante el Congreso.

Según Galen, las otras dos posibilidades son que el Congreso “compre más tiempo” con una prórroga de un mes o que, en el mejor de los casos, logre un acuerdo sobre la nueva ley agrícola.

“Nuestra organización ha estado trabajando con el Congreso en busca de soluciones que no perjudiquen ni a los productores de leche ni a los consumidores. El Congreso ya había aprobado la extensión que vence ahora a finales de diciembre… nos parece bien una extensión de un mes para que sigan negociando, pero no queremos más demoras”, enfatizó.

En declaraciones a La Opinión, Mary Kay Thatcher, directora de asuntos legislativos de la Federación de Oficinas de Agricultores Estadounidenses (AFBF), coincidió con Galen en que el Congreso intentará evitar un aumento en el precio de la leche.

“Si el Congreso puede terminar su trabajo con la nueva ley agrícola en enero próximo, creo que el Departamento de Agricultura pospondrá el uso de la ley permanente de 1949. Yo sí creo que lograremos una nueva ley agrícola para enero”, enfatizó.

Pero el tiempo apremia porque la Cámara de Representantes entrará en receso el próximo 13 de diciembre, y el Senado, siete días después.