Oficialismo y oposición se dividen votación

Oficialismo y oposición se dividen votación
El líder de la oposición y gobernador del estado Miranda, Enrique Capriles (c), ofrece una rueda de prensa junto al reelecto alcalde Mayor de Caracas, Antonio Ledezma (d), en el marco de las elecciones municipales efectuadas en Venezuela.

EDITORES: Actualiza con declaraciones de ex candidato presidencial y cifras

CARACAS, Venezuela — El mapa político de Venezuela experimentó un notable pero leve cambio de color bajo el mando de su sucesor Nicolás Maduro, después que la oposición le arrebatara al oficialismo la capital del estado natal de Hugo Chávez, Barinas.

La oposición también ganó las alcaldías de las cinco ciudades más pobladas del país.

Contabilizado el 97.50% de las mesas de votación en 18 los 23 estados y el Distrito Capital en las elecciones municipales, los aliados de Maduro ganaron 196 municipios en disputa, mientras que los candidatos de la oposición se alzaron con el triunfo en al menos 53.

Los resultados de 78 localidades restantes presentaban resultados muy estrechos como para que algún movimiento fuera declarado ganador.

Así, tanto el oficialismo como la oposición se dividieron las elecciones a alcalde y concejos municipales, lo que prolonga una especie de estancamiento político de cara a los graves y cada vez mayores problemas económicos que enfrenta el país.

La oposición, que ganó 46 municipios en las elecciones de 2008, ganó las dos ciudades más grandes del país y al menos cuatro capitales de estados que en la actualidad están en manos de los partidarios del gobierno, entre ellos Barinas.

Sin embargo, la oposición no logró capitalizar el descontento popular por una galopante inflación y un fuerte desabastecimiento de productos de la canasta básica, y no pudo llevarse el voto nacional, que era su objetivo, y así imponerse sobre Maduro en su primera prueba electoral.