Embargos de casas retroceden

Nueva York/Redacción EDLP — Los embargos que han asolado suburbios y barrios enteros de ciudades en EE.UU. se han reducido hasta los niveles que se registraban en 2006, año en el que empezó a emerger la crisis hipotecaria que hizo saltar por los aires los cimientos de la economía.

En noviembre se registraron 113,454 procedimientos de embargos que incluyen desde notificaciones hasta subastas. No es solo un 37% menos que hace un año sino que es además el nivel más bajo desde diciembre de 2006, según los datos que maneja RealtyTrac, una agencia de ventas online de propiedades embargadas.

La tímida mejora de la economía y el empleo ha permitido que más personas puedan mantener sus casas pero adicionalmente, el aumento del valor de estas en los últimos meses ha proporcionado una fuerte razón a los propietarios para seguir manteniendo los pagos de sus préstamos ya que a diferencia de cuando se abrió la crisis y cayeron los precios, ahora se tiene más que perder cuando se produce un embargo.

Los precios de las viviendas a nivel nacional han aumentado un 13% según el índice S&P/Case Schiller. Esta medida, que es la más seguida en el mercado, informa de los precios en 20 ciudades y todas han mostrado mejoras.

El estado con mayor ritmo de embargos es Florida seguido de Delaware, Maryland, Carolina del Sur e Illinois. En estados donde la crisis ha sido muy severa como California y Arizona, los procedimientos de embargo son muy rápidos y se han concentrado más en lo peor de la crisis. Ahora hay señales de fuerte demanda aunque mucha de ella por parte de grupos inversores, no siempre por parte de particulares.

Daren Blomquist, vicepresidente de RealtyTrac considera que hay “evidencias de peso que sugieren que se está al final de la crisis de los embargos”.

Desde finales de 2006 hasta ahora más de 7.5 millones de casas han sido embargadas o han tenido que ser malvendidas por la crisis.