Evite ser víctima de las estafas navideñas

Evite ser víctima de las estafas navideñas
Los hispanos que compran por Internet o que hacen envíos de paquetes a sus países en la temporada navideña, deben aprender cómo hacerlo del modo más seguro posible.
Foto: EDLPHumberto Arellano

NUEVA YORK — ¿A usted nunca le pasó que utilizó su bono de fin de año para comprarle algo muy especial a un familiar o amigo, que el regalo se rompió a los días y que la tienda luego no aceptó devoluciones?

Este tipo de cosas pasan todo el tiempo, pero muy especialmente durante las compras navideñas, cuando el deseo de hacer felices a los seres queridos con el regalo perfecto es aprovechado por los artistas de la estafa para sacar provecho.

Una de las trampas más comunes, según la fiscalía general de Nueva York, es no informar debidamente sobre la política de devolución de artículos.

“Los consumidores deben asegurarse de conocer sus derechos con el fin de evitar sorpresas y de obtener el mejor resultado por su dinero”, declaró el fiscal general Eric Schneiderman.

El peligro mayor hoy en día no son tanto los comercios físicos sino en las compras por internet. Los latinos son un blanco muy frecuente, ya que gastan más dinero que el resto de la población por cada compra en línea —un promedio de $103 a $90—, según el portal comScore.

Las autoridades federales han alertado acerca de una proliferación de páginas web que ofertan artículos de marcas populares a precio reducido y que luego resultan ser falsificaciones. Muchas de estas webs parecen idénticas a las de los comercios acreditados —copian su diseño, fuentes y logos para engañar al lector desprevenido.

Solo en el último año, la Oficina de Inmigración y Aduanas (ICE) ha cerrado 1,500 sitios online que supuestamente vendían ropa de marcas caras, joyería de lujo o productos de vídeo y electrónica de alto nivel. En el mejor de los casos, el comprador engañado recibía una mercancía falsa de baja calidad; en el peor, sufría el robo de su número de tarjeta de crédito.

“Estos estafadores suenan tan convincentes que la víctima no siente la necesidad de chequear las acreditaciones del comercio”, dijo Carrie Hurt, presidenta de la organización sin fines de lucro Better Business Bureau (BBB), que se dedican a combatir estos fraudes.

La cuestión no es renunciar a confiar en los demás sino estar atento a los signos de una posible estafa. Para eso damos las siguientes recomendaciones (ver recuadro)