Las ofertas animan las ventas

Las ofertas animan las ventas
Las ventas tuvieron un repunte el mes anterior gracias a las extensiones en los descuentos.
Foto: ap

Nueva York — Las cifras dicen que para la generalidad de los americanos, los días en los que había que ajustarse el cinturón están dejándose atrás. Pero no demasiado lejos. Se vuelve a comprar, pero muchos sectores parte del gran avance se ha logrado gracias a las ofertas.

El mes pasado las ventas en los comercios registraron un crecimiento del 0.7% con respecto al mes anterior. Es el mayor ritmo de mejora en cinco meses, según unas estadísticas del departamento de Comercio hechas públicas ayer que también revisan al alza las ventas del mes de octubre.

Comparado con el año anterior, en noviembre se vendió un 4.7% más, un porcentaje que junto con el aumento de la confianza del consumidor y la modesta mejora del empleo anticipan una buena temporada de ventas en el cierre del año. Los economistas cuentan con un avance del consumo que se reflejará positivamente en el PIB.

No obstante, el aumento de las ventas al por menor es, en buena medida, el resultado de los bajos costos de financiación y las ofertas que se han mantenido desde que comenzó la temporada de compras . “Los consumidores han aprovechado una campaña de fiestas con muchas promociones para comprar en el fin de semana de Acción de Gracias”, explicaba ayer en un comunicado el presidente de la Federación Nacional de Minoristas, Matthew Shay. Algunos economistas consideran que los descuentos son lo que ha convencido a muchos clientes a abrir la cartera para hacer unas compras que han ido retrasando durante el año a la espera de una estabilización económica.

Según Shay, aunque “la confianza se está recuperando, el gasto que se hace es muy modesto”. Los comerciantes están forzados a mantener o ampliar en el tiempo los descuentos casi cuatro años y medio después de la salida técnica de la Recesión. Sigue sin haber “mucha certidumbre” sobre el futuro, explica Shay.

Por otro lado, los consumidores están volviendo otra vez al crédito, aún relativamente barato, para financiar sus compras. Según la Reserva Federal, en octubre se registró un fuerte aumento del endeudamiento tanto en tarjetas de crédito como en préstamos para comprar autos.

La mayor parte de los comerciantes pudieron anotarse en la lista de los beneficiados por este avance del consumo en noviembre pero los que más tuvieron que celebrar fueron los concesionarios de coches, las tiendas de muebles, las de electrónica y las que ofrecen material de construcción y jardinería. A los comerciantes en la Red y los restaurantes también les está yendo bien a finales de año.

Las gasolineras, las tiendas de ropa, donde se mantienen importantes rebajas desde el Black Friday, y los supermercados, sin embargo, apenas notaron las mejoras con respecto a octubre. Para los fabricantes de ropa y complementos, la competencia en precios y rebajas está pasando factura a sus márgenes.