Policía anda en busca de un violador en Queens

Policía anda en busca de un violador en Queens
Boceto del sospechoso realizado por la Policía.
Foto: NYPD

QUEENS — La tranquilidad que del vecindario de Ozone Park se vio alterada ayer después que se diera a conocer la noticia de que un violador anda suelto.

“No sabía de eso”, dijo Jazmín Tapia, mexicana de 25 años, refiriéndose al ataque de un hombre que entró a la fuerza al apartamento de una mujer y trató de violarla el viernes alrededor de las 10 p.m., según el informe policial. “Este es un vecindario tranquilo… Ahora me preocupo un poco con la noticia y camino mirando a los alrededores y por mi hija pequeña”.

Detalles del incidente indican que el sujeto estaba armado con una navaja con la que obligó a la víctima a que se desnudara. Sin embargo, la mujer luchó con el atacante y logró escapar momentáneamente aunque después el sujeto sacó otra navaja y le cortó en la muñeca izquierda y en un dedo de la mano derecha antes de huir.

La dominicana Vicky Martínez, quien vive en el área desde hace 10 años, dijo ayer que prefiere estar en casa después de las 6 p.m., porque el área es oscura, pero su mayor preocupación es su hija de 14 años, cuando sale a la escuela secundaria.

Aunque las estadísticas del Departamento de Policía (NYPD) indican que el número de violaciones que se habían registrado hasta el 1 de diciembre en toda la ciudad de Nueva York es menor que en 2012, en el área de Ozone Park han aumentado esas cifras.

En 2012, se registraron 1,325 violaciones en comparación con 1,296 durante el mismo periodo en 2013 en NYC. Mientras tanto, en Ozone Park aumentaron de 14 en el 2012 a 17 en 2013.

“Me preocupa porque si el crimen aumenta, la calidad del vecindario y los negocios bajan”, dijo Sincere Muñes, propietaria de un salón de belleza en el área desde hace cuatro años. “La Policía dice que no tiene suficientes agentes, pero eso es mentira. Lo que tenemos que hacer es cuidarnos nosotros mismos”.

Según Muñes, de 47, lo mejor es estar prevenido cuando se sale a la calle, y recomienda usar un dispositivo al que se le presiona un botón y al momento se activa una alarma. Además, la comerciante aconseja gritar “incendio” o “fire” en caso de sufrir un ataque. “De esa forma, la gente sí sale a ver, porque si uno grita ‘ayuda’ o ‘help’, la gente no sale”, añadió Muñes.

El sospechoso fue descrito como un afroamericano de unos 20 años, que mide aproximadamente 5’10” y pesa unas 180 libras. Además, vestía una chaqueta con gorra negra con letras blancas y ropa interior larga color azul.

Al cierre de esta edición, la Uniformada no había realizado ningún arresto. Si tiene información que conlleve a la captura del sospechoso, puede llamar a la línea de la Policía 1 (800) 57PISTA.