Beltrán feliz de llegar a los Yankees

El jardinero boricua vuelve a Nueva York con la ilusión de ganar la Serie Mundial

Beltrán feliz de llegar a los Yankees

ECarlos Beltrán expresó su entusiasmo no solo por ser Yankee sino volver a Nueva York.

Foto: AP

NUEVA YORK — El veterano jardinero puertorriqueño Carlos Beltrán no pudo sentir la felicidad de conseguir su primer título de la Serie Mundial con los Cardenales, pero si hizo los méritos suficientes en el campo para que los Yankees lo presentasen ayer como su más reciente fichaje.

Beltrán, que llegó a un acuerdo por tres años y $45 millones, no sólo volvió a Nueva York por la puerta grande, jugó con los vecinos de los Yankees, los Mets, de la Liga Nacional, del 2005 al 2011, sino que además lo hace con el equipo que más títulos de la Serie Mundial ha conseguido y que se prepara para lograr otro más.

“Para mí, es un gran honor estar de regreso en esta ciudad donde estuve hace mucho tiempo”, declaró Beltrán. “Aprendí sobre la ciudad, su gente, su realidad, y para mí significa mucho tener la oportunidad de volver como yankee”.

Beltrán, de 36 años, completó las dos últimas temporadas con los Cardenales y en la pasada campaña logró .296 de promedio de bateo con OPS (porcentaje de embasarse más slugging) de .830, 24 jonrones y 84 carreras impulsadas.

Desde que llegó al béisbol profesional de las Grandes Ligas, con los Reales de Kansas City, hace 15 años, en 1998, Beltrán ha conseguido .283 de promedio de bateo, 358 jonrones y 1.327 carreras producidas.

“Además tengo de nuevo la oportunidad de jugar con un equipo que puede aspirar al título de la Serie Mundial, que es el gran sueño de cualquier pelotero”, destacó Beltrán.

Los Yankees confían plenamente en la aportación ofensiva y defensiva que pueda darles Beltrán, tercer pelotero de clase, que ha firmado el equipo neoyorquino en lo que va del descanso invernal.

Beltrán se une al receptor Brian McCann, que dejó los Bravos de Atlanta y firmó por cinco años y $85 millones, además de conseguir al jardinero Jacoby Ellsbury, que logró el título de la Serie Mundial con los Medias Rojas, los verdugos de Beltrán.

Ellsbury, que llegó como agente libre, firmó por siete temporadas y $153 millones.

La partida del segunda base dominicano Robinson Canó, que aceptó un contrato de 10 años y $240 millones con los Marineros de Seattle, ha sido la noticia más analizada en cuanto a los Yankees y su temporada baja se refieren.

La opinión generalizada es que los Yankees han acertado con los fichajes que han hecho y además también están de acuerdo que hubiese sido un grave error darle a Canó un contrato como el que le han concedido los Marineros.

Los Yankees quisieron que Canó continuase con ellos, pero su oferta fue de siete temporadas y 175 millones de dólares, un promedio de 25 millones por año, que no convenció al toletero dominicano que a sus 31 años tiene asegurados 65 millones más con los Marineros.

Con la firma de Beltrán, los Yankees tratarán de reemplazar algo de la ofensiva que hará falta ante la salida de Canó y además será el pelotero que recoja la antorcha del béisbol latinoamericano que hasta la pasada temporada había portado el cerrador panameño Mariano Rivera y el propio Canó.

“Espero no defraudar a nadie porque se lo que tengo que hacer en el campo y también lo que debo aportar a toda la gran comunidad latina que hay en Nueva York”, dijo Beltrán. “Estoy listo para el nuevo reto que se me presenta”.

Brian Cashman, el hombre que confía plenamente en el aporte que pueda hacer Beltrán, dijo que conseguir a un jugador de su talla es algo “muy importante” y “grande”.

“Debo reconocer que he tenido una temporada baja bien movida y con decisiones importantes que hacer, pero conseguir a profesionales como Beltrán es muy reconfortante”, manifestó Cashman. “Agregar las habilidades de Carlos es algo grande”.

Además, Cashman fue más lejos y descubrió que Beltrán también se siente un admirador de los Yankees y por lo tanto “feliz” de llegar al equipo que lleva dentro.

“Es alguien que siempre ha querido ser un Yankee. Hemos sostenido conversaciones con él en nuestro tiempo aquí y estamos contentos de incorporarlo a la plantilla”, destacó Cashman. “Estamos bien emocionados de, por fín, traerlo a él y todo su talento profesional de regreso a Nueva York”.

Beltrán no sólo creció como un aficionado de los Yankees, sino que ofreció sus servicios a los ‘Bombarderos’ de El Bronx, haciéndoles un descuento cuando era agente libre al final de la campaña de 2004.

Los Yankees no lo firmaron porque Bernie Williams, su ídolo y compatriota, patrullaba el jardín central. Beltrán firmó con los Mets. Ayer el nativo de Manatí, Puerto Rico, hizo su sueño realidad: se vistió de Yankee.

—Servicios noticiosos