Papa pide evitar la violencia en las protestas

Papa pide evitar la violencia en las protestas
Los miembros del 'Movimento dei Forconi' se reúnen en la Plaza de San Pedro en el Vaticano sosteniendo una pancarta.
Foto: efe

CIUDAD DEL VATICANO/AP — El Papa Francisco exhortó ayer a los manifestantes opuestos a las medidas de austeridad reunidos en la Plaza de San Pedro para recibir su bendición semanal a que se valgan del diálogo y no de la violencia.

Dirigiéndose a un grupo de manifestantes entre los peregrinos en la plaza, el pontífice pidió “una contribución constructiva, rechazando la tentación del conflicto y la violencia, y siguiendo siempre el camino del diálogo”.

El Papa leyó en voz alta el texto de una de las mantas de los inconformes: “los pobres no pueden esperar”, y exhortó a todos, desde los organismos de ayuda humanitaria hasta las autoridades italianas, a “hacer todo lo posible para que cada familia pueda tener una casa” en esta temporada navideña.

Durante las últimas dos semanas se han efectuado diversas protestas en el país con el fin de hacerle ver a los líderes italianos el dolor que la crisis económica ha infligido a la población. Algunas de ellas se han tornado violentas.

Asimismo, Francisco instó a instituciones y personas de buena voluntad a realizar cada esfuerzo posible para asegurar la casa para todos, al recordar que Jesús nació en una gruta y vivió mucho tiempo fuera de su pueblo.

Durante el rezo del Angelus dominical pronunciado desde la ventana de su estudio, en el último piso del Palacio Apostólico, Francisco improvisó una parte de su discurso al divisar un enorme cartel entre la multitud presente.

“Leo ahí, escrito grande: ‘¡Los pobres no pueden esperar!’. ¡Qué bello! Esto me hace pensar que Jesús nació en una gruta, no en una casa. Después debió huir a Egipto para salvar su vida y más tarde pudo volver a su casa”, dijo en italiano.

Ese pensamiento le permitió recordar a “tantas familias sin casa”, sea aquellas que nunca la tuvieron, sea las que la perdieron por diversos motivos. “Familia y casa van juntas. Es difícil sacar adelante una familia sin habitar en una casa”, precisó.

Por eso invitó a personas y entidades a realizar cada esfuerzo posible para que todos tengan una morada propia. Tras su llamado, un aplauso se levantó desde la plaza abarrotada.

Luego Jorge Mario Bergoglio se refirió a la protesta de estos últimos días en diversas ciudades italianas, lanzada por el movimiento “9 de diciembre”.