Latinas en NYC pasan primera Navidad lejos de casa

Entre curiosidad y nostalgia transcurren las horas de dos jóvenes que emigraron recientemente a la Ciudad de Nueva York

La venezolana Vanessa Vargas (en la foto) y y la mexicana Mayra Sandoval tienen algo en común: pasarán su primera Navidad en Nueva York sin sus seres queridos.
La venezolana Vanessa Vargas (en la foto) y y la mexicana Mayra Sandoval tienen algo en común: pasarán su primera Navidad en Nueva York sin sus seres queridos.
Foto: EDLP / Zaira Cortés

NUEVA YORK — Con un mes de haber emigrado a los Estados Unidos, la periodista venezolana Vanessa Vargas (33) celebrará la Navidad por primera vez lejos de su familia. Su nostalgia por las grandes fiestas contrasta con el deseo de conocer las tradiciones de las diversas comunidades en Nueva York.

Vargas y su esposo Daniel, un experto en arte, acaban de mudarse al vecindario de Astoria, Queens. Con pocos amigos en la ciudad, la víspera de Navidad difiere del ritual de preparación de la tradicional hallaca, un plato navideño hecho con harina de arepa y guisos condimentados envuelto en hojas de plátano.

“En Venezuela la hallaca involucra días de cocina con la ayuda de decenas de familiares y amigos. Esta será la primera ocasión que no disfrutaré la convivencia con mis otros seres queridos”, apuntó.

En lugar de preparar el ponche crema o la ensalada de gallina, la joven pasará la Nochebuena desempacando muebles para acondicionar su pequeño apartamento, en el que se instaló hace una semana.

Vargas admitió que extrañará el festejo navideño de Caracas, teniendo como escenario la montaña El Avila y guacamayas buscando comida en el balcón de su amplio departamento; pero también está ansiosa por disfrutar de la diversidad neoyorquina.

“Astoria es un vecindario fascinante por sus variados idiomas. Tengo vecinos que me saludan en italiano y yo respondo en español”, indicó. “Echo de menos el chichorro (hamaca) y la arepa de desayuno, pero al mismo tiempo estoy abierta a experimentar un nuevo estilo de vida”.

Vanessa explicó que ver nevar por primera vez y reencontrarse con algunos amigos es parte del encanto en esta Navidad lejos de su país.

Cocinar platos tradicionales en compañía de parientes y amigos es una costumbre que la mexicana Mayra Sandoval (25) también extraña. Con tres meses de haber emigrado de Guanajuato, la joven celebrará la fecha con una receta de la abuela que la haga sentir en casa.

“Las mujeres de mi familia se reúnen para hacer tamales, ponche y postres. Guisan y cuentan historias en una cocina que huele a canela y frutas”, describió. “Los aromas y sabores son exquisitos, es una experiencia que no podré tener este año”.

Mayra comentó que, sin sus padres y hermanas en Nueva York, sus compañeros de departamento se convirtieron en una nueva familia. Todos somos jóvenes que estamos solos en la ciudad. Es difícil no ponerse triste al pensar en las fiestas de nuestros países”, expresó.

La residente de Brooklyn manifestó su frustración por no encontrar en las bodegas del área los ingredientes y condimentos para algunos platos o bebidas mexicanas, como el tejocote fresco para el ponche. “Aún no me acostumbro a la comida procesada, quisiera tener la cena navideña hecha con alimentos recién cosechados”.

Será sin duda una Navidad distinta a las conocidas, y la primera de una nueva vida en su nuevo país.