Millones en EEUU tendrán una blanca Navidad (fotos)

Pronostican fuertes nevadas en el Noreste y Medio-oeste del país en las próximas 24 horas

Millones en EEUU tendrán una blanca Navidad (fotos)
Nevará en las planicies del centro de Estados Unidos y en las Montañas Rocosas el martes, y el miércoles en la zona de los Grandes Lagos y el centro-norte del país.
Foto: AP

Nueva York – Mientras que la temporada de invierno llegó “disfrazada de primavera” en la ciudad de Nueva York, por las cálidas temperaturas que se han sentido en los pasados días y que rompieron el récord de los 70º Fahrenheit en pleno diciembre, en gran parte del Noreste del país el frío y la nieve no han dado tregua a millones de residentes quienes vivirán este miércoles una blanca Navidad.

El Servicio Nacional de Meteorología de EEUU pronosticó que para las próximas 24 horas las áreas de New England y el Medio-oeste seguirán enfrentando una helada que ya ha dejado a miles de personas sin servicio eléctrico y ha provocado caos en las carreteras.

La tormenta invernal es provocada por el aire ártico que se mueve desde Canadá, donde causó estragos en los pasados días principalmente en Toronto, y que dejará fuertes nevadas desde Maine hasta las zonas cercanas a los Grandes Lagos.

Las heladas ya han dejado sin energía a 370,000 clientes entre Michigan y Maine, así como otras partes del Noreste, debido a que el pesado hielo ha provocado el derrumbe de árboles que a su vez han derribado el tendido eléctrico.

Y aunque para muchos el que nieve en el pleno día de Navidad es un sueño que pocas veces se hace realidad, la tormenta ha representado una tragedia para otras familias que han perdido a un ser querido.

Por lo menos 11 personas han muerto debido a la tormenta que comenzó el sábado y que seguía este lunes en gran parte del país. La lluvia y la nieve derretida provocaron una alerta al hacer crecer los cauces de varios arroyos y ríos, obligando a cerrar carreteras y túneles en Indiana, Ohio y otros estados que limitan con los Grandes Lagos, donde ser vieron afectadas miles de personas. Algunos riachuelos estaban al borde de causar inundaciones.

Varios estados decidieron mantener abiertos los refugios para atender a las personas que se quedaron sin electricidad.

“Definitivamente esto no acabará pronto”, comentó Margaret Curtis, quien labora en el Servicio Nacional de Meteorología en Gray, Maine. “De hecho, no habrá muchas zonas donde la temperatura estará arriba del punto de congelamiento”.