Promesas para el recien 2014

Guía de Regalos

En las últimas semanas de cada año, hacemos las clásicas resoluciones, prometiéndonos cambiar ciertas cosas y lograr determinados objetivos. Pero tres meses más tarde —según las estadísticas— un 60% de esas decisiones son olvidadas… y al final del año un 80% nunca se cumplen. Toma la decisión desde ahora de tener la constancia, sinceridad y disciplina que te harán falta para llevar a cabo tus resoluciones de año nuevo

Una resolución básica, vital e inteligente es cuidar tu salud en el 2014. Sin salud, no puedes tener la energía, ni el deseo, de enfrentar el año nuevo con fuerza y propósito. Una acción muy concreta en este sentido es, por ejemplo, dejar de fumar. Perder peso es para muchos es ‘LA’ resolución que más desean cumplir, y que año tras año la abandonan. Una mejor imagen es siempre positiva en los negocios y en las relaciones personales, y perder peso esencial para una buena salud y para tener más energía.

Hacer un presupuesto realista, ¡y cumplirlo! será la resolución de año nuevo más importante que tomarás en muchos años. Un presupuesto personal es de rigor para que la economía personal adquiera sentido común y disciplina. Siéntate solo, o con tu familia, y escribe paso a paso el presupuesto que vas a seguir. Calcula hasta el más mínimo de tus gastos. Decide qué es todo lo que puedes eliminar.

Sé realista. ¿Cómo vas a ganar dinero extra si lo necesitas? ¿Qué sacrificios van a ser más difíciles? ¿Cómo hacer las cosas con menos dinero? Papel y lápiz ¡y manos a la obra! Y en cuanto al ahorro, a partir del 1 de enero del 2014, siémbrate este pensamiento en tu mente: “Voy a ahorrar algo todos los meses, voy a comprar solo aquello que pueda pagar y voy a liquidar la mayor cantidad de deudas a fin de mes”.