Extienden soporte vital para niña con muerte cerebral

El juez de la Corte Superior del Condado de Alameda, Evelio Grillo ordenó al hospital donde se encuentra Jahi McMath, declarada con muerte cerebral, mantener a la menor conectada al respirador artificial hasta el 7 de enero
Extienden soporte vital para niña con muerte cerebral
La familia de Jahi McMath ha recaudado dinero para ayudar a trasladarla a una institución de Nueva York.
Foto: Archivo / AP

OAKLAND, California.- Un juez de California ha ordenado que una niña de 13 años de edad, declarada con muerte cerebral, se mantenga con vida hasta el 7 de enero.

El juez de la Corte Superior del Condado de Alameda, Evelio Grillo ordenó el lunes al Hospital de Niños de Oakland mantener a Jahi McMath en un respirador más allá del tiempo establecido en un fallo anterior que vencía hoy lunes a las 5 de la tarde, hora local.

El tío de Jahi, Omari Sealey confirmó la decisión del juez Grillo a los medios locales.

“La familia ha localizado una institución en el estado de Nueva York, el cual ha aceptado tomar a Jahi”, dijo Sealey al diario San José Mercury News. “Hemos hecho un contrato con una ambulancia aérea con la disposición de llevarla de puerta en puerta. Tenemos un doctor aquí en California que estará con ella durante el traslado.

El abogado de la familia, Chris Dolan dijo que estaba contento de conseguir la extensión del juez Grillo.

“Él nos está dando una oportunidad significativa para buscar alivio y lo que considero un aplazamiento de la ejecución”, dijo Dolan. “Me siento como si yo fuera un abogado de pena de muerte y no se siente bien”.

Dolan dijo que llamó a la madre de Jahi al hospital para avisarle que Grillo concedió la prórroga y ella dijo que el personal del hospital había despejado a la familia de la sala de espera, en preparación para el retiro del respirador.

“Ella dijo que era una sensación horrible, y cuando le dije que su hija no sería desconectada, ella rompió en llanto”, dijo.

Dolan no dio a conocer el nombre del centro médico que recibiría a Jahi en Nueva York, para evitar la atención de los medios. Lo que sí confirmó Dolan es que tanto un centro de cuidado del Bay Area en San Francisco como una instalación de enfermería de Los Ángeles cancelaron sus ofertas de recibir a la adolescente.

La familia de Jahi ha recaudado hasta el momento más $25,000 en el sitio GoFundMe.com que servirían para su traslado.

La familia quiere continuar con el soporte vital, argumentando que aún hay esperanza de recuperación.

Según medios locales, el tío de Jahi dijo que la niña tiene movimiento cuando su madre la toca o le habla y que un pediatra que la observó el lunes dijo que no está muerta.

Los médicos del Hospital de Niños y un neurólogo pediátrico independiente de la Universidad de Stanford han concluido que la niña tiene muerte cerebral.

Jahi sometió a una amigdalectomía en el hospital el 9 de diciembre para tratar la apnea del sueño y otros problemas. Después de que ella se despertó de la operación, dijo su familia, empezó a sangrar y sufrió un paro cardíaco.

Ella fue declarada clínicamente muerta tres días después.