Alcalde recusa a Procurador

Alcalde recusa a Procurador
Gustavo Petro (i), aluda a sus seguidores desde un balcón en Bogotá.
Foto: efe

Bogotá/EFE — El alcalde de Bogotá, Gustavo Petro, recusó al procurador general de Colombia, Alejandro Ordóñez, que lo destituyó del cargo y lo inhabilitó por 15 años, porque considera que el funcionario no es imparcial, informaron ayer medios locales.

Petro, que libra una batalla legal para impedir su destitución, anunciada por Ordóñez el pasado 9 de diciembre, radicó en el Ministerio Público una solicitud de recusación contra el Procurador que es quien debe resolver cualquier recurso que el alcalde presente en su defensa.

El alcalde fue destituido por Ordóñez por la supuesta mala gestión de una crisis de basuras ocurrida en diciembre de 2012, cuando decidió transferir a la gestión pública ese servicio que estaba en manos privadas.

Para el alcalde, el Procurador (titular del Ministerio Público) no será un juez imparcial para responder un recurso de reposición por “tener interés directo en la actuación disciplinaria” y “haber manifestado su opinión sobre el asunto materia de actuación”, según la edición digital del diario El Tiempo.

Por esas razones, pidió además que se nombre un Procurador ad hoc “que no sea subalterno del procurador y que garantice un juzgamiento imparcial”.

Debido a la falta de confianza en Ordóñez, Petro también recusó a los integrantes de la sala disciplinaria del Ministerio Público integrada por los procuradores delegados Juan Carlos Novoa y Carlos Arturo Ramírez.

Petro, que en su juventud militó en el grupo guerrillero M-19, alega que el Procurador, alineado con la derecha católica, en sus diferentes escritos ha mostrado “sus convicciones religiosas y radicales” que se oponen a sus programas en la Alcaldía.