Niño de siete años muere durante trágico incendio en Queens

NUEVA YORK — Una familia de Queens recibió el nuevo año con una tragedia. Christopher Miller, un niño de siete años, falleció en un incendio que asoló una vivienda de East Elmhurst en la mañana de ayer.

Miller pereció mientras intentaba escapar de las llamas junto a su hermano, Matthew (12), en el fuego que se originó en el segundo piso de un apartamento familiar de la calle 90 sobre las 9 a.m.

El hermano sufrió severas quemaduras en los brazos y las manos, pero consiguió salir al exterior. Tres adultos que estaban en el domicilio también lograron escapar y resultaron ilesos.

“El niño estaba a punto de salir por la ventana, pero no consiguió salir al exterior, había demasiado humo”, dijo Mark Ferran, vocero del cuerpo de bomberos. “Las llamas eran tan grandes cuando llegamos que no pudimos hacer nada por él”.

Ferran añadió que la causa del incendio fue un fuego que prendieron en el primer piso dos familiares que estaban de visita para mantenerse calientes, y que se quedaron dormidos sin extinguirlo.

“Las llamas alcanzaron las decoraciones navideñas y se extendieron con mucha rapidez”, declaró el vocero.

La madre de los niños tuvo que ser trasladada en ambulancia tras sufrir un ataque de ansiedad, según los vecinos.

“Estaba histérica. Gritaba ¡mis niños, mis niños!”, dijo una vecina que no se quiso identificar. “Fue lo más horrible que he vivido en mi vida”.

Alrededor de la web