De Blasio pasa primera prueba con tormenta “Hércules”

Trabajadores con turnos de doce horas armados con 2,500 máquinas despejaron las 6,200 millas de calles de NYC en un tiempo razonable
De Blasio pasa primera prueba con tormenta “Hércules”
La tormenta invernal azotó ayer toda el área triestatal y cubrió de nieve avenidas como la Amsterdam, en Harlem.
Foto: EDLP / Mariela Lombard

Nueva York — Apenas dos días después de asumir como el alcalde 109 de la Ciudad de Nueva York, Bill de Blasio rindió examen al afrontar la primera tormenta de nieve de su mandato.

Temprano, el flamante alcalde se mostró paleando nieve frente a su casa en Brooklyn—tarea a la que poco después se sumó su hijo Dante—y a media mañana dio una conferencia de prensa en instalaciones del Departamento de Sanidad.

Acompañado por el comisionado del área, John J. Doherty, De Blasio pasó revista a los números de la limpieza: turnos de doce horas de trabajadores que con 2,500 máquinas despejaron las 6,200 millas de calles de la ciudad.

“Hubiera sido bueno poder charlar con el comisionado antes de la tormenta”, dijo De Blasio, “pero, bueno, hubo que hacer las cosas sobre la marcha”.

El nuevo alcalde estaba reconociendo lo obvio: con menos de 48 horas en el cargo y con un comisionado nombrado en 2002, es indudable que la respuesta al fenómeno metereológico fue posible gracias al esfuerzo desplegado por la anterior administración, que puso las barbas en remojo luego de su desastrosa respuesta a la tormenta del fin de año de 2010.

En aquella oportunidad, el entonces Defensor del Pueblo fue un duro crítico del alcalde Michael Bloomberg. Hoy debe estarle agradecido.