Latino de NY estrangulado en México

Sigue a El Diario NY en Facebook
Latino de NY estrangulado en México
Por el asesinato de Yeudi Estrada Carrero fueron detenidos seis agentes.
Foto: Facebook

MÉXICO — Yeudi Estrada Carrero murió por estrangulamiento en el trayecto que separa la casa de un amigo con la sede de la policía municipal en la Riviera Maya, en el estado de Quintana Roo, el balneario mexicano más popular entre el turismo internacional, principalmente estadounidense.

Pero Estrada, de ascendencia colombiana, no era un visitante más, sino un residente que se mudó desde su natal Brooklyn, Nueva York, para dedicarse a la artes marciales mixtas antes de convertirse en otra víctima más en el país.

De acuerdo con un recuento del Departamento de Estado de EEUU, en los últimos 10 años fueron asesinados en México más de 650 ciudadanos norteamericanos, entre agentes de seguridad, turistas, pandilleros y miembros de la delincuencia organizada, sobre todo en la frontera.

Destacan en los últimos años, las muertes del nieto del activista racial Malcom X, Malcolm Latif Shabazz, presuntamente a manos de un par de meseros, por negarse a pagar una cuenta de arrabal en la Ciudad de México, y la del agente del Servicio de Inmigración y Aduanas, Jaime Zapata, por venganza de supuestos Zetas.

En el caso de Estrada, las autoridades ministeriales reportaron que el cuerpo del neoyorquino se encontró en la patrulla que lo trasladaba a las oficinas de la policía después de que un “vecino” lo reportara en Año Nuevo como un borracho impertinente que alteraba en la calle la paz pública.

Apareció en la batea con “lesiones de forcejeo en manos y pies, además de golpes en la ceja izquierda, se encontró esposado, descalzo”, puntualizó el reporte que reconoció además escoriaciones en abdomen, manos, hombro, mentón, ceja izquierda y cuello.

Seis policías fueron detenidos. Son investigados por el homicidio del estadounidense que, según su perfil en la red social Facebook, estudió administración de empresas en la Universidad de Búfalo, y vino a México para reencontrarse con su padre.