Tormenta golpea con fuerza a Boston y Nueva York

Hay miles de vuelos suspendidos, las clases fueron canceladas y los ciudadanos están obligados a protegerse de las brutales temperaturas
Sigue a El Diario NY en Facebook
Tormenta golpea con fuerza a Boston y Nueva York
Si no le urge salir, no lo haga. Las autoridades recomiendan a todas las personas que se queden seguras, en sus hogares.
Foto: AP / John Mincillo

BOSTON — Una fuerte tormenta de nieve que llega después de la fiestas de fin de año ha acarreado casi medio metro de nieve (2 pies) al norte de Boston, ha dejado desoladas las principales autopistas de Nueva York y ha provocado la suspensión de miles vuelos mientras se desplaza inclemente por todo el noreste de Estados Unidos.

El frío brutal, que ha provocado bruscas precipitaciones del termómetro, con temperaturas en algunas áreas de 16 centígrados bajo cero (3 F) empeoradas por el viento registrando menos de 20 C bajo cero (-10 F) en el mejor de los casos en la mañana del viernes, dejó acumulaciones de 53 centímetros de nieve (21 pulgadas) en Boxford, norte de Boston anoche y 45 centímetros (18 pulgadas) en el oeste de Nueva York cerca de Rochester.

En la madrugada del viernes había caído cerca de 8 pulgadas de nieve en el Parque Central, dijo el Servicio Meteorológico Nacional.

Las aerolíneas estadounidenses han cancelado más de 2,300 vuelos en todo el país y las autoridades educativas han dispuesto el cierre de las escuelas en ciudades de Nueva Inglaterra y de Nueva York, ampliando el descanso que comenzaron con las fiestas navideñas.

Viajeros como Ron y Heather Krochuk que viajaba desde Toronto, Canadá, se vieron obligados a pernoctar el jueves por la noche en un hotel de Boston después que su vuelo fuera cancelado y dijeron que volverán por automóvil a su país el viernes por la mañana.

El gélido sistema extendió las vacaciones navideñas a algunos estudiantes a la vez que se convirtió en el primer desafío para el nuevo Alcalde de Nueva York y tal vez el último para el que se va de Boston.

Algunas ciudades prohibieron el estacionamiento de vehículos en las calles y era previsible un hacinamiento en los albergues. Las autoridades locales también movilizaron vehículos para quitar nieve y echar sal; algunas carreteras permanecerán cerradas durante la madrugada y los empleados del gobierno salieron temprano del trabajo.

La fuerte tormenta comenzó un día después que el nuevo alcalde de Nueva York, Bill de Blasio, asumió su cargo, y días antes de que concluyan los 20 años en la alcaldía de Boston de Thomas Menino.

Menino anunció que se prohibirá el estacionamiento de vehículos en las calles y que las escuelas permanecerán cerradas el viernes en Boston, donde de acuerdo con los pronósticos, caerán 35 centímetros (14 pulgadas) de nieve.

“Qué buen regalo de Año Nuevo, recibir una última tormenta como alcalde”, dijo Menino.