Sólo maniobras políticas frenarían a Melissa

Sólo maniobras políticas frenarían a Melissa
La concejal Melissa Mark-Viverito se mostró confiada y dijo contar con los votos suficientes para ser elegida presidenta del Concejo Municipal este miércoles.
Foto: EDLPMARIELA LOMBARD

NUEVA YORK — A sólo dos días de que los 51 concejales de la ciudad elijan a su presidente, sólo las negociaciones a puerta cerrada y las maniobras políticas podrán evitar que una latina se convierta en el segundo funcionario público más importante de Nueva York, después del alcalde.

La concejal Melissa Mark-Viverito, representante de East Harlem y del sur de El Bronx, pelea el puesto de presidenta del Concejo con el concejal Dan Garodnick, cuyo distrito embarca el Upper East Side y el centro de Manhattan.

Hasta ahora, la boricua cuenta con el apoyo de 30 concejales, en su mayoría miembros del Caucus Progresista del Concejo, cuatro más de los necesarios para asegurar el puesto. También cuenta con el respaldo del líder del Partido Demócrata de Brooklyn, quien según reportes, se fue en contra de líderes de los otros condados.

Históricamente, los líderes de los partidos demócratas de los cinco condados tenían absoluto control de elegir el presidente del Concejo, especialmente los de El Bronx, Brooklyn y Queens. Este año, la influencia del Caucus Progresista y de los sindicatos laborales ha dividido el poder de decisión en este proceso. De hecho, el Caucus es el responsable de elevar los chances de Mark- Viverito sin la ayuda de los condados.

Ese respaldo no es gratuito. Según varias fuentes —incluyendo un activista demócrata de Brooklyn que prefirió el anonimato— a cambio de garantizar votos para Mark-Viverito su condado se quedará con los poderosos comités de finanzas y del uso de terrenos, encargado de las “rezonificaciones” de la ciudad.

Sin embargo, la victoria de la boricua dependerá de si logra o no mantener la mayoría de los votos a su favor. Su rival —Garodnick— cuenta con el apoyo de los 20 concejales restantes. A pesar de que la mayoría de concejales latinos apoya a Mark-Viverito, tres funcionarios de origen puertorriqueño de El Bronx decidieron irse con Gardonick.

“Votaremos por él basados en principios, no por lo que se nos pueda ofrecer. El no nos ha ofrecido nada”, dijo el concejal Fernando Cabrera. “Un buen liderazgo toma en cuenta a todos los condados por igual, todos deben estar involucrados”, agregó.

Otros concejales puertorriqueños que apoyan a Garodnick son Annabel Palma y María del Carmen Arroyo, ambas de El Bronx, y Rosie Méndez, del Bajo Manhattan. Palma no estuvo disponible para comentar, mientras Méndez ni Arroyo respondieron.

En un comunicado conjunto la semana pasada, Cabrera, Arroyo y Palma indicaron que “la identidad étnica de los presidentes es mucho menos importante que su capacidad de luchar”. Las declaraciones también hacen referencia a la posible falta de independencia de Mark-Viverito, por su cercana amistad con el alcalde Bill de Blasio. El alcalde ha estado intercediendo a favor de Mark-Viverito ya que ella fue una de las primeras en apoyar su candidatura como alcalde.

“Y si bien apoyamos en gran medida la agenda del alcalde, es muy importante para la comunidad latina que tengamos un Concejo Municipal facultado para hacer su trabajo de forma independiente”, continuó el comunicado.

Eric Koch, portavoz de Mark-Viverito, respondió a estas alegaciones. “Como ella misma ha dicho, si se le da el honor de ser elegida presidenta, ella va a ser un defensora independiente y agresiva de la institución y de sus miembros, y avanzará una agenda que será progresiva e inclusiva”.

La votación será este miércoles.