Lencería para un sexy San Valentín

Aprovecha este Día del Amor para lucir prendas sensuales que resalten tus atributos. Mira las tendencias en lencería para este día.

La lencería para este San Valentín incluye toques románticos y sensuales.
La lencería para este San Valentín incluye toques románticos y sensuales.
Foto: Agencia Reforma

Sensual, romántica, irresistible; así es la lencería para este San Valentín. Delicados encajes, sofisticadas transparencias y tonos suaves, forman parte de la propuesta de las principales firmas de lencería que existen en el mercado.

No te pierdas el Especial de San Valentín

“Se trata de buscar una segunda piel, una prenda que se mueva en el cuerpo de la mujer , pero que al mismo tiempo resalte los puntos positivos y esconda los negativos. La inspiración parece encontrarse en la Roma antigua con sus diosas y vestales que dejaban apenas ver su cuerpo”, afirma Lorenzo Vianello, director de la firma italiana Intimissimi.

Así, brassieres, bodys, bustiers, corsets y calzones, se vuelven románticos para ensalzar las curvas femeninas en tonos polvo, como los maneja la firma italiana La Perla, famosa por sus terminados artesanales.

Elementos femeninos y románticos encarnados en sutiles trabajos que recuerdan a la fina lencería de antaño: María Adelaida Prieto, diseñadora de ropa interior”Puede hablarse de una tendencia romántica, retro, que semeja las prendas de las abuelas, pero con materiales del futuro, estilos femeninos pero no antiguos”, afirma María Adelaida Prieto, diseñadora de la firma colombiana Leonisa.

Los materiales básicos son la seda, el algodón troquelado y el satín, que se mezclan con sintéticos para formar prendas que se adornan con canalés, blondas, puntillas, calados, bordados de nido de abeja y brocados varios. La paleta de colores abarca los neutros, el pastel y, por supuesto, el blanco y el negro.

“Para la noche hay que jugar como con las prendas del día . Por ejemplo, además de lo suave, hay prendas rojo con negro. Transparencias, encajes de chantilly, estampados felinos y tules adornados con cristales de Swarovski o hilos teñidos en oro y plata”, puntualiza Vianello.

“La ropa interior está pasando por un periodo de desintoxicación: se libera de los detalles superficiales para concentrarse en lo que algunos denominan delicioso lujo, es decir, telas y materiales de alto lujo que sean como una caricia al momento de portarlas”, concluye Bravo.

Ellos también se apuntan

La trusa o “slip” de algodón blanco ha dejado de ser la reina de la ropa íntima masculina. Los varones apuestan hoy por prendas cómodas, en divertidos colores y estampados modernos y arriesgados.

Los modelos más deseados son el “boxer” o pantalón corto y ajustado, el “trunk” -muy parecido a la tanga femenina, que deja al descubierto toda la pierna- y el “slip” pantalón corto, holgado y ancho, generalmente de algodón.