Mark-Viverito: No temamos las conversaciones difíciles

Asuntos como la escasez de vivienda asequible y un impuesto a los ricos es parte de lo que debatirá el Concejo Municipal de Nueva York bajo la dirección de la nueva presidenta
Mark-Viverito: No temamos las conversaciones difíciles
Melissa Mark-Viverito hizo historia al ser la primera hispana elegida presidenta del Concejo Municipal de Nueva York.
Foto: EDLP / Mariela Lombard

Nueva York — Agitada. La primera “Speaker” latina del Concejo Municipal de Nueva York arranca en su cargo apurada. La tensión de su elección, las divisiones entre los demócratas y la feroz campaña mediática de la prensa conservadora no dan tiempo a detenerse. No hay tiempo: la relación con el alcalde Bill de Blasio, la recomposición de la unidad entre los demócratas y el empuje de una agenda progresista para la ciudad no permiten tregua para unas prioridades que ya son urgencias.

Su elección ha sido destacada como un hecho histórico. Usted representa a una comunidad—la puertorriqueña en particular y latina en general—que ha luchado mucho tiempo por la representación política.

Siento la presión porque ahora tengo la responsabilidad de representar no sólo a mi distrito, El Barrio, sino a toda la comunidad latina. Soy una persona bastante humilde. Bajo mi liderato, el Concejo Municipal tendrá mucho que hacer (por esa comunidad).

¿Cuáles son las prioridades de su agenda?

Hay ciertos asuntos clave, como vivienda y educación. Yo apoyo fuertemente la propuesta del alcalde de pedirle al gobernador [Andrew Cuomo] y a la legislatura del estado que nos autoricen a ponerle un impuesto un poquito más grande a los que ganan más de $500,000 al año. Esto es importante para crear una base de igualdad en la educación pre-escolar de nuestros jóvenes. Esta es una prioridad inmediata y es una discusión que se va a dar muy pronto. El alcalde debe presentar el presupuesto preliminar en febrero, y luego comienzan las audiencias públicas para aprobar un presupuesto balanceado. Allí es donde deben incluirse las prioridades que impacten de manera positiva en nuestra comunidad. Yo asumo la responsabilidad de que esas prioridades estén incluidas en el presupuesto.

¿Cómo se siente en su nuevo cargo?

Quiero asegurar que este cuerpo legislativo sea un cuerpo legislativo en donde en verdad se consulta con los miembros, en el que toda voz sea escuchada y en el que podamos llegar a un punto donde yo pueda ser la portavoz de una posición que hemos tomado juntos. Algunas veces vamos a tener diferencias con el alcalde y estoy también preparada para tomar esas decisiones en caso de llegar a ese punto.

¿Cómo planea hallar un consenso luego de las divisiones que se vieron durante el proceso que llevó a su elección?

Siempre va a haber diferencias. Claro está que hay algunas cosas (de la agenda) que me gustaría ver que avancen más rápido, y también va a haber momentos en los que después que consulte con mis colegas, pueda que la mayoría quiera ir en otra dirección. Vamos a tener una conversación de genuino respeto para que todo el mundo se sienta cómodo. Pero también debemos estar dispuestos a tener conversaciones que sean difíciles. No se trata de la agenda de Melissa Mark-Viverito sino de la agenda del Concejo Municipal, y esto es muy importante que se entienda.

Aparte de su rol como presidenta del Concejo, usted también representa un distrito (East Harlem-Bronx Sur). ¿Cómo conciliará esas dos responsabilidades?

Soy la presidenta del Concejo Municipal, pero también tengo mi propia opinión. Voy a seguir siendo Melissa Mark-Viverito, la persona que ha luchado a favor de los inmigrantes y de la clase trabajadora, la persona que ha luchado para que haya más viviendas asequibles para la gente. Estos principios no van a cambiar.

Su distrito está pasando por un proceso de gentrificacion acelerada. ¿Qué planes tiene para aliviar el impacto que esto está teniendo en la comunidad?

Hay cosas que podemos controlar y hay otras que son muy difíciles de controlar. Es muy difícil para nosotros [buscando la palabra en inglés] to restrict (restringir) lo que los dueños de una propiedad privada puedan o no hacer con su propiedad. Ahora, lo que se debe hacer es asegurarnos de haya más viviendas asequibles, y el alcalde Bloomberg [sic] ha hablado al respecto, y estoy de acuerdo con él …

– Dijo Bloomberg … (El representante de prensa de MMV, Joe Taranto, también le señala el error)

– (Riéndose) I’am getting used to the change (Me estoy acostumbrando al cambio) después de 8 años de mencionar el nombre ese. Si algún privado está interesado en construir más apartamentos en Nueva York y quiere conseguir apoyo de la ciudad, va a tener que asegurarle a la ciudad más viviendas asequibles. Ahora mismo el acuerdo para incluir unidades asequibles en nuevas edificaciones es voluntario, pero el alcalde De Blasio quiere no sólo que sea obligatorio, sino que las nuevas viviendas que se creen se hagan en el mismo lugar en el que se desarrolle el nuevo proyecto. Esto es algo que la Ciudad puede controlar, y es una diferencia con la política pública de Bloomberg. También podemos preservar el número de viviendas asequibles que ya existen, es decir las unidades reguladas de acuerdo al Rent Guidelines Board [el organismo que fija los aumentos para rentas controladas y estabilizadas]. La composición de esta junta también tiene que cambiar, para reflejar los intereses de los inquilinos. Va ser interesante ver a quien nombra el alcalde De Blasio para esta junta.

El gobernador Andrew Cuomo no apoya el incremento de impuestos. ¿Cómo se logrará esta medida?

(Aguerrida) Esto tiene que ver con el municipio de Nueva York, hay muchos municipios que piden autorización para poder decidir lo que es beneficioso para ellos. Este es un impuesto para las personas que viven en la Ciudad de Nueva York, y el alcalde, que ha sido elegido por el pueblo, fue bien claro durante su campaña acerca de que él quería poner este impuesto. Nosotros, como cuerpo legislativo que ha sido también elegido por el pueblo, tenemos la obligación de impulsar esa propuesta. La gente votó a favor de esa agenda, y ningún gobernador y ningún cuerpo legislativo estatal tienen el derecho de decirle al municipio de Nueva York que no la puede hacer realidad.

Nació en San Juan, Puerto Rico.

Llegó a NY a los 18 años.

Trayectoria política: Fue electa por primera vez en 2005 como concejal del Distrito 8.

Estudios: Finalizó su bachillerato en Columbia (1991) y tiene una maestría en en Admistración Pública en Baruch College (1995).

“Speaker”: Es la portavoz o presidenta del cuerpo legislativo municipal.