Eileen Campos: una maestra las 24 horas.

Eileen Campos: una maestra las 24 horas.
Eileen C. Campos, de 36 años, usa las redes sociales para educar.
Foto: EDLP MARIELA LOMBARD

Nueva York — Si alguien pregunta a Eileen Campos (36) cuántos hijos tiene, ella contesta sin titubear que son 27: Es madre de dos niños de nueve y cuatro años, y maestra de 25 chicos en la UFT Charter School de East New York, Brooklyn.

La puertorriqueña es profesora desde los 21 años, pero su labor no termina al cierre de aulas. En casa continúa enseñando a sus hijos y usa las redes sociales para educar a los padres por medio de su popular blog “Mommy Teaches”: http://www.mommyteaches.com.

Campos se describe como una maestra las 24 horas del día. Pese a lo ocupada que pueda ser su jornada, no deja de lado su pasión por escribir, recurriendo a sus experiencias en la escuela y como madre de un niño diagnosticado con Trastorno por Déficit de Atención con Hiperactividad (ADHD).

¿Qué la llevó a convertirse en una moderna mamá bloguera?

Desde niña amé escribir y lo hacía en todo momento, incluso en las toallas de papel que mamá usaba en la cocina. Me gradué de la Universidad de Nueva York con honores y elegí ser maestra porque me encanta tratar con niños pequeños, pero nunca abandoné mi sueño de escribir. Cuando mi hijo fue diagnosticado con ADHD, nació en mi corazón el impulso de usar los cuadernos para expresar lo duro que era enfrentar la situación. Escribir me sanó y pensé que tal vez otros padres necesitaban saber que no están solos. Una noche reuní coraje y escribí a Lorraine C. Ladish, editora de Mamiverse.com, sitio dedicado a madres latinas. Ella aceptó publicarme y pronto padres con niños especiales comenzaron a escribirme. El resto es historia.

¿Qué opina su familia acerca de su blog?

Mi familia no acepta de buena gana que comparta nuestra experiencia respecto al ADHD, pero si puedo cambiar la vida de alguien mostrando el camino que seguí para ayudar a mi hijo, lo seguiré haciendo. Escuché de seres queridos frases como “Él es varón, es normal que se comporte así”, pero mi instinto de educadora me dijo que no era normal, y contrario a los consejos de algunos familiares muy cercanos, busqué los recursos que mi hijo necesitaba. Muchos padres que siguen mi blog sienten consuelo al leer que es posible unir a la familia en una situación tan dura.

¿Cuál es el desafío de ser madre, educadora y “bloguera” al mismo tiempo?

Lograr un equilibrio entre las tres actividades no es fácil, pero tampoco imposible. Ser una educadora dedicada me ayuda a ser mejor madre, y ser una “madre helicóptero”, que siempre está atenta y vigilante, nutre mis habilidades como profesora. Todo esto conjugado es la materia prima de mi blog. Rodeada de niños es difícil no ser creativa.

¿Qué planes le dicta su pasión por escribir?

Deseo publicar un libro para niños, sería mi regalo a los niños que me han enseñado y a los que he enseñado.