Apelan anulación del proceso a Ríos Montt

Apelan anulación del proceso a Ríos Montt
El exgeneral golpista José Efraín Ríos Montt, asiste a una audiencia judicial en Ciudad de Guatemala.
Foto: efe

GUATEMALA/AP— Organizaciones a favor de las víctimas de la guerra en Guatemala pidieron ayer a la Corte de Constitucionalidad que revierta la decisión anular todo el proceso judicial contra el ex dictador Efraín Ríos Montt acusado de los delitos de genocidio y deberes contra la humanidad.

La Asociación por la Justicia y Reconciliación y el Centro de Acción Legal en Derechos Humanos, pidieron a la Corte revertir la decisión de la Sala Primera de Apelaciones que anunció el viernes que confirmaba la decisión de una juez de anular todo el proceso contra el exmilitar y retrotraer su causa hasta el 23 de noviembre de 2011.

En esa fecha Ríos Montt aún tenía inmunidad política y no se le habían formulado cargos en su contra.

De confirmar la Corte de Constitucionalidad esa sentencia provocaría que todo el proceso que se ha realizado contra el militar quede anulado.

Al menos 100 recursos legales se han presentado dentro del expediente contra Ríos Montt lo que ha provocado que el juicio se divida en partes. La primera es el juicio que se llevó a cabo contra el exmilitar en el que un Tribunal lo sentenció a 80 años de prisión por genocidio. Dicha condena fue anulada diez días después por la Corte Constitucional, que ordenó anular y repetir una parte del juicio que está programado para el 5 de enero de 2015.

La segunda parte se desarrolló en medio de las audiencias del mismo juicio cuando la jueza Carol Patricia Flores llamó a las partes para anunciarles la anulación de todo el proceso. La decisión de Flores fue cuestionada por las víctimas porque la jueza retrotrajo la causa hasta varios meses antes de que ella misma ligara al proceso al exmilitar para que fuera juzgado por los cargos.

Ríos Montt es acusado por el Ministerio Público, junto al general Mauricio Rodríguez Sánchez, de la muerte de 1,771 indígenas ixiles, a manos de soldados del Ejército cuando gobernaban de facto Guatemala entre 1982 y 1983.

Las víctimas aseguran que durante ese período de gobierno fueron víctimas de torturas, asesinatos, masacres, violaciones masivas, desplazamientos masivos, secuestros de niños entre otros delitos.

Guatemala vivió una guerra entre 1960 y 1996, tiempo durante el cual, según Naciones Unidas habrían muerto unas 200,000 personas, otras 45,000 habrían desaparecido.