Tensión en la Roosevelt por plan para desarrollo de negocios

La comunidad de la popular zona está dividida ante la propuesta para transformar un tramo de la avenida en un nuevo distrito comercial
Sigue a El Diario NY en Facebook
Tensión en la Roosevelt por plan para desarrollo de negocios
Tania Mattos sostuvo que el cambio implicaría un aumento en los alquileres de las viviendas.
Foto: Víctor Matos / Especial EDLP

QUEENS — Con su hervidero de pequeños negocios, restaurantes latinos y vendedores ambulantes, la avenida Roosevelt de Queens es uno de los lugares de Nueva York que más se ha resistido a la gentrificación. Sin embargo, el futuro inmediato puede traer una transformación que tiene a la comunidad completamente dividida.

Sobre la palestra se mantiene una propuesta para convertir el tramo que va desde la calle 82 hasta la 104 en un distrito para el desarrollo de negocios (Business Improvement District, BID), un modelo que ha sido utilizado decenas de veces en otros vecindarios con problemas de crimen y de falta de mantenimiento. Ocho bloques de la calle 82 forman un BID desde 1990.

La iniciativa, que cuenta con el apoyo absoluto de la concejal del distrito, Julissa Ferreras, conllevaría un aumento de las medidas de limpieza y seguridad de la zona, que recibiría promoción para atraer a gente de los cinco condados a sus establecimientos. Sin embargo, cuenta con la oposición frontal de una creciente plataforma de comerciantes y residentes.

“Llevo viviendo en el vecindario 26 años con mi familia y no podemos afrontar una nueva subida de la renta, que es lo que traería este cambio”, dijo Tania Mattos, una de las vecinas que se unió a la Roosevelt Avenue Community Alliance (RACA), el grupo opositor al proyecto. “Aquí también hay mucha gente indocumentada, como mi hermano, que vivirían aterrados ante el aumento de la Policía en el barrio”.

A RACA se han sumado un centenar de residentes, vendedores ambulantes y dueños de negocios, y tienen previsto organizar varias protestas a lo largo de este año, según Marty Kirchner, otro de sus representantes.

“El proyecto está diseñado para aumentar los valores de las propiedades y de los impuestos y así desplazar a los pequeños negocios de la zona“, aseguró Kirchner. “Es una vergüenza que lo vendan como una mejora del vecindario”.

Los opositores también temen que la medida ahogue la personalidad y cambie la cara de una comunidad que se ha convertido en un auténtico refugio-hogar para miles de inmigrantes trabajadores.

Jackson HeightsCorona Business Improvement Distric, la coalición detrás de la propuesta, defiende que el plan, apoyado según ellos por 200 comerciantes y residentes, ya que es la única manera de mejorar la calidad de vida de un vecindario que lo necesita desesperadamente.

“La zona estaría mucho más limpia, segura y atractiva para los visitantes”, destacó Seth Taylor, director ejecutivo de la coalición. “Por no hablar de que organizaría a los negocios y les daría una oportunidad para crecer que no tienen ahora”.

Taylor explicó que el coste de financiar este proyecto con un valor estimado de $860,000 sería sólo de $75 de media por propiedad. Anunció además que, aunque la aprobación final del mismo corresponde al Concejo, esta primavera se enviarán papeletas a los alrededor de un millar de locales de la zona, para que puedan votar y dar su opinión.

Los principales legisladores del distrito, el senador estatal José Peralta y Ferreras, consideran que la iniciativa es una necesidad prioritaria para la comunidad.

“Mis constituyentes siempre me hablan de los problemas de crimen, suciedad, falta de iluminación y de seguridad en la avenida Roosevelt”, declaró la concejal. “Estos son asuntos que están dañando seriamente a nuestra comunidad inmigrante, y la solución sería el Business Improvement District“.