Guerrilla niega autoría de atentado

Guerrilla niega autoría de atentado
Dos habitantes observan los daños causados en una vivienda por la explosión de una motocicleta bomba en el municipio de Pradera, Valle del Cauca.
Foto: efe

Bogotá — Un día después del fin del alto el fuego de las FARC con motivo de la Navidad, un atentado atribuido a esta guerrilla dejó ayer un muerto y 25 heridos, al menos siete graves, en el departamento colombiano del Valle del Cauca (suroeste).

Según información oficial, una motocicleta cargada con explosivos fue activada en las cercanías de la Alcaldía y la estación de Policía del municipio de Pradera, cercano a Cali, la capital departamental.

Las autoridades atribuyeron a la Columna Móvil Gabriel Galvis del Frente Sexto de las Fuerzas Armadas Revolucionarias de Colombia (FARC) el atentado.

Un portavoz de la Policía del Valle del Cauca confirmó que al menos un murió y otros 25 resultaron heridos, de ellos siete graves, pero algunos medios locales hablan de más de 50 heridos.

“Este atentado directamente lo atribuimos al Frente Sexto de las FARC, son ellos los que delinquen en ese sitio y vienen afectando de manera continuada a la comunidad”, dijo a los periodistas el comandante de la Policía en esa región, el coronel Mariano Botero.

De hecho, pocas horas después de la explosión, uno de los negociadores guerrilleros en La Habana, alias “Rodrigo Granda”, se mostró sorprendido y afirmó que las FARC no atacan “impunemente a la población civil”.

“Nosotros en muchos casos utilizamos armamento no convencional, armamento popular, que no tiene todas las posibilidades tecnológicas de utilizarse hacia un objetivo en concreto. A veces se desvía y se causan daños involuntarios”, dijo “Granda” a Caracol Televisión al insinuar que ese ataque habría buscado un objetivo militar.